scorecardresearch

Música: Las bondades del método Suzuki

Antonio Soria
-

Aula 24 es el nombre que Juan Carlos Navarro dio al grupo en que actúan sus alumnos

AULA 24, fotografía del 21 de junio celebrando el Día Mundial de la Música.

Juan Carlos Navarro, excelente compañero y persona, inaugura esta sección de entrevista en La Tribuna Musical, que hoy nos acerca a la figura del ideólogo del Método Suzuki (MS).

¿Qué puede aportar la aplicación del MS en un conservatorio?

Suzuki elaboró un repertorio organizado por habilidades que abarca desde las piezas más básicas hasta los conciertos de Mozart, y lo envolvió con una filosofía en la que la formación del profesorado, la participación de los padres y el desarrollo de la escucha atenta son fundamentales tanto en las clases individuales como en las de grupo. Con este método se han formado artistas de la talla de Hillary Hann, Janine Jansen, Ray Chen, entre muchos otros.

Se tiene la idea de que es solo para iniciación, puesto que se puede enseñar a niños desde los 3 años, pero nada más lejos de la realidad. El MS es mucho más abierto y completo de lo que se piensa, y encaja perfectamente en un conservatorio. Yo utilizo el repertorio Suzuki con mis alumnos de entre 7 y 18 años, como columna vertebral de su desarrollo técnico musical, y lo complemento con otras piezas y estudios que elijo dependiendo según sus necesidades particulares. El análisis es un aspecto del método que no es muy conocido. También me gusta mucho realizar conciertos en grupo, donde los alumnos interpretan piezas al resguardo de sus compañeros y disfrutando del hecho de hacer música juntos.

¿En qué niveles recomendaría usar el MS?

Aunque está generalizada la idea de que el Método Suzuki está enfocado solo para los inicios, según mi experiencia puedo decir que es adaptable para todas las etapas. Está claro que hay características del método que van cambiando, dependiendo de la madurez del alumno. Pero, he impartido cursos por toda Europa en los que he dado clases desde "Campanitas del lugar" a los grandes conciertos del repertorio violinísticos como los de Mendelssohn

Usted se ha especializado en esta metodología. ¿Cómo ha influido en el éxito del Aula 24?

Ha sido determinante, ya que me ha aportado una estructura en cuanto a la enseñanza de habilidades técnico-musicales, y unas herramientas adaptadas al desarrollo evolutivo del niño y el adolescente que confluyen en el hecho de que los alumnos disfruten haciendo música tanto en grupo como en sus actuaciones individuales.

¿Qué sugeriría para mejorar la enseñanza musical en la ciudad de Albacete?

En mi opinión, todo lo que no sea involucrar la vida cultural con la educación hace que ambas ramas estén incompletas. La cultura, en la sociedad actual, adolece del consumo rápido y de contenido ligero. La educación es lo que podría cambiar esta tendencia; pero insisto, en mi opinión, faltan proyectos conjuntos de ambas secciones, cultura y educación, diseñados y aplicados con calma para conseguir resultados a medio o largo plazo. En educación trabajamos con un material humano que va a ser la sociedad del futuro, pero creo que nos equivocamos si esperamos en tener una sociedad culta y respetuosa dentro de 20 años si no empezamos a invertir recursos y esfuerzos desde hoy mismo. 

 

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete (https://latribunadealbacete.promecal.es)