scorecardresearch

El Barça conquista su vigesimonovena Liga

EFE
-

Los culés logran el título ante el Anaitasuna (35-34) cinco partidos antes de la conclusión del campeonato

El Barça conquista su vigesimonovena Liga - Foto: EFE/Iñaki Porto

El Barça venció a Helvetia Anaitasuna por un solo gol de diferencia (35-34) para conseguir su vigesimonovena Liga y proclamarse campeón de la Liga Asobal por duodécima vez consecutiva en un partido que fue ganando en emoción sin que los navarros pudiesen dar la sorpresa a pesar de la tensión final.

Anaitasuna comenzó valiente, decidido y con ideas claras que pillaron desprevenido a un Barça que no quería fallar en su visita a la Catedral para proclamarse campeón. El 5-2 inicial hizo que la afición navarra se lo creyese cuando Carlos Ortega pidió tiempo muerto para calmar la situación.

Los visitantes dieron la vuelta al electrónico en el ecuador del primer tiempo a base de ritmo en el juego y acierto en el área propia y contraria. Aleix Gómez fue el mejor de la primera parte con un 100 % de efectividad en sus siete goles. Desde la esquina o desde los siete metros, el extremo derecho se mostró infalible para capitanear a los suyos.

Por su parte, Juan Del Arco y Marcos Cancio mantuvieron con vida a los suyos con goles desde el exterior y paradas de mucho mérito por parte del joven cancerbero.

Los de Quique Domínguez se fueron al descanso con una clara desventaja de 6 goles a la que tuvieron que hacer frente en su regreso. Consiguieron bajar la diferencia a la mitad con dos contragolpes seguidos que sufrieron los culés.

Fábregas comenzó a carburar, pero Anaita no se quiso despegar del partido y continuó agresivo en los uno contra uno. Los blaugranas fallaban en sus acciones, pero Gonzalo Pérez de Vargas se encargó de mantenerles dentro con intervenciones de mérito.

Parecía todo el pescado vendido, pero los verdiblancos se pusieron a dos tantos de sus rivales. Faltaban 6 minutos y los allí presentes comenzaron a creérselo. Aleix seguía decidido en conseguir ya la Liga. La presión de la casta navarra a punto estuvo de dar un susto histórico a su oponente.

Finalmente, Carlos Ortega consiguió su primera Liga como técnico azulgrana en un pabellón que empujó a los suyos como nunca para intentar lograr un imposible que no se dio ante unos catalanes que hicieron valer su condición de gran favorito durante todo el curso con pleno de victorias y tan solo una derrota por alineación indebida.