El Alba cumple sus compromisos

Juan Carrizo
-

El club, a pesar de los problemas de tesorería provocados por la situación, pagó el miércoles los 450.000 euros que debía abonar este año del concurso de acreedores

Luis Casas, Lucas Alcaraz y Víctor Varela hablan durante un entrenamiento. - Foto: LaLiga

El Albacete Balompié, como el resto de clubes de la LaLiga, ha visto mermados sus ingresos debido al parón provocado por la pandemia. La esperada vuelta a la competición no llegará a paliar los ingresos que había previsto percibir y, además, los clubes se ven inmersos también en una serie de gastos extras, para adecuar sus instalaciones y hacerse con el material necesario para cumplir con los protocolos sanitarios que se exigen.
La entidad, como otras muchas, se vio abocada a realizar un ERTE entre sus empleados, incluidos los jugadores, que conforme pasa el tiempo ha tenido que ir adecuando a las necesidades, ya que los jugadores ya están trabajado sobre el césped y eso requiere también personal de mantenimiento y limpieza.
El gran problema para el club ahora mismo es más de tesorería, al no haber recibido ingresos previstos, y ello le llevó a plantearse qué hacer con el pago del concurso de acreedores previsto para esta temporada y que debía realizarse a finales de mayo. Hablamos de una cantidad importante, en torno a los 450.000 euros, de ahí que los máximos responsables de la entidad mantuvieran una reunión para decidir.
«Hay una serie de gastos extras a nivel sanitario y para cumplir el protocolo de vuelta a la competición que obviamente no estaban presupuestados y suponen una inversión», indicaron a este diario fuentes el club.
Además, aunque se puedan jugar las jornadas que restan en Primera y Segunda antes del 31 de julio, ya se han podido producir una serie de incumplimientos en los contratos de televisión que pueden suponer una merma en las cantidades que todavía deben recibir los clubes. Más allá de los problemas que puedan surgir a la hora de rendir cuentas al final de temporada, la repercusión más inmediata está a nivel de tesorería, para poder cumplir con sus obligaciones.
De ahí que se generasen dudas a la hora de pagar esos 450.000 euros del concurso, ya que «hay decisiones del Gobierno con las se puede buscar algún tipo de moratoria para unos meses»” y por ello «hubo debate dentro del club, porque todo lo que tenemos presupuestado no lo podemos abordar», añadieron las citadas fuentes.
Dentro del club la primera de las prioridades ha sido la primera plantilla, ya que «sin plantilla no podemos competir» y la segunda ha sido el pago del concurso «porque la historia de este club te dice que cuando han venido las estrecheces económicas no ha habido ningún reparo en ponerlo en riesgo de desaparición» y los actuales responsables de la entidad entiende ahora que «es un lujo que después de todo lo que se ha avanzado no nos podemos permitir. No podemos poner al club en riesgo de desaparición aunque haya venido una crisis de estas características».
Por todo ello, «el concurso había que abonarlo» y así hizo la entidad el pasado miércoles, aunque ello vaya a suponer un problema de tesorería. Desde el club estaba claro que no se podía volver a tiempos oscuros «en los que el concurso estuvo años sin pagarse», con el riesgo que supuso para la entidad. «El club estuvo pendiente de un hilo», con una sensación de que «iba camino de la liquidación y la desaparición», indicaron desde la entidad. Vieron claro que no hacer frente al penúltimo pago del concurso «había sido un paso atrás».

 

(Más información en la edición impresa)