'Resilencio', con Cecilia Jiménez

A. Díaz
-
Una de las escenas del montaje coreográfico de Cecilia Jiménez, ambientado en la zona de la Sierra de Molinicos. - Foto: Carlos Carreño

La bailarina y coreógrafa albacetense está embarcada en un proyecto que une la disciplina de la danza contemporánea con el videoarte, grabado en Molinicos y alrededores,con la idea de hacer una pieza que pueda exhibir en festivales

La danza contemporánea y el videoarte se dan la mano en Resilencio, el nuevo proyecto de coreógrafa y bailarina  Cecilia Jiménez Ferres, que ultima los detalles de esta propuesta que irá a festivales de cine, danza, videodanza o videoarte.   
La directora y coreógrafa explicó a La Tribuna de Albacete que «en este proyecto de danza es muy importante también la parte audiovisual, porque el formado es videodanza, no es simplemente la grabación de una coreografía, porque combinamos las técnicas de danza con vídeo y en paralelo se construyen unas coreografías en la que ambas disciplinas son fundamentales». 
La idea, resaltó Cecilia Jiménez es que «la danza contemporánea, al final, no se centra sólo en espacios escénicos comunes, como un teatro, abarca otros como la calle o el campo, la sierra. En concreto, en este proyecto, el formato de vídeo es un elemento más, el propio escenario, para que se pueda difundir en festivales. Resilencio es una mezcla entre la búsqueda del silencio, también personal, y resiliencia, esa capacidad personal de volver a tomar las riendas uno mismo de su vida».
Es un proyecto, decía la directora y coreógrafa, se ha fraguado durante mucho tiempo, con lecturas, búsquedas de escenarios en la sierra, ensayo de coreografías en el aula y la comunicación con la productora, «para que todo lo que queremos hacer sea posible, porque muchas veces los coreógrafos tenemos ideas y las herramientas de vídeo nos tienen que ayudar a construirlas. Mi taller coreográfico está embarcado al completo, junto a Otro Ángulo Visual, con Antonio Rodríguez y Natalia Borrajeros, y conectamos muy bien, la verdad. Con la fotografía nos está ayudando también Carlos Carreño, captando esas imágenes, como cuadros naturales».
Subrayó Cecilia Jiménez que en este proyecto de videodanza «hemos trabajado coreografías e imágenes del cuerpo que expresa, porque lo potente es que diga mucho sin hablar y cuidamos también  ese gesto de danza teatro, con diferentes coreografías y la idea global que he creado para Resilencio, que se ha grabado en Molinicos, en la sierra y alrededores, con muchas escenas de agua, y luego fuimos a aldeas, Alfera, Mesones,   aprovechando todos los escenarios naturales que nos da esa sierra, con una idea, la danza es orgánica y hemos querido construir en paralelo». 

(Más información en la edición impresa).