scorecardresearch

Piden que se ponga fin a la invasión de las vías pecurias

Ana Martínez
-

El término municipal cuenta con 206 kilómetros de cañadas reales, cordeles y veredas quese encuentran invadidas o cortadas ante el freno del amojonamiento

Decenas de personas participaron en la plantación de la cañada real de Pozorrubio, en el término municipal albacetense. - Foto: Rubén Serrallé

«Las vías pecuarias conforman un patrimonio natural y cultural de primer orden en el municipio de Albacete». Es la primera frase del resumen del TFG que sobre teledetección y SIG realizó Vicente Cañadas, un documento en el que recoge la situación real de los 206 kilómetros de cañadas reales, cordeles y veredas que pertenecen al término municipal albacetense.

«La conservación es nefasta, no existe y la situación, por tanto, muy mala». Es la conclusión de José Fajardo, de la Plataforma por la Defensa de las Vías Pecuarias de Castilla-La Mancha, que afirma que en el término municipal albacetense, el 65% de las vías pecuarias están ocupadas indebidamente, un porcentaje que alcanza el 95% en algunos tramos.

Con la disminución de la trashumancia -el ganado ya no tiene que ir en busca de comida, ya que el pienso llega a la granja-, la conservación de cañadas reales, cordeles y veredas se ha visto perjudicada, como confirma Vicente Cañadas, quien detectó, a través de la fotointerpretación y los Sistemas de Información Geográfica, que en este municipio se han detectado invasiones de las vías pecuarias por «roturaciones y cultivos», así como por «vertidos de escombros indiscriminados» y ocupaciones de «fincas y urbanizaciones».

La gestión de las vías pecuarias, consideradas patrimonio natural y cultural, corresponde al Gobierno de Castilla-La Mancha, quien en 2003 aprobó una Ley de Vías Pecuarias en la que establece la creación de una red regional, así como los usos de estas cañadas y la posibilidad de modificar u ocupar el trazado de las mismas en algunas circunstancias. «El problema -señala Fajardo- es que la Junta de Comunidades carece de presupuesto para continuar con las tareas de deslinde que dejó aparcadas en el año 2011», una circunstancia que está originando que cada vez sean más las ocupaciones indebidas por parte de cultivos y huertos privados de estas zonas de titularidad pública. «La Junta tiene que poner fin a la ocupación indebida de estas vías, que son patrimonio de todos», insiste José Fajardo, que califica de «escandaloso» que haya personas que cultiven en parcelas que no les pertenecen y que se aprovechen del espacio público sin que ninguna administración competente, en este caso la Junta de Comunidades, haga nada para corregirlo y evitarlo.

(MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA Y EN LA APP DE LA TRIBUNA DE ALBACETE)

ARCHIVADO EN: Albacete