scorecardresearch

Bengoa y Lamata defendieron una Sanidad alejada de hacer hospitales

TERESA ROLDÁN
-

Pidieron una reforma del sistema sanitario público español que incida en la mejora de los cuidados a domicilio una vez superada la «crisis social» provocada por la economía

Un momento del acto programado por el PSOE en el que participaron Bengoa y Lamata. - Foto: ARTURO PÉREZ

Entre las pautas que a su juicio se deben adoptar por los futuros gobiernos para que el sistema sanitario público recupere «el tono muscular perdido por la crisis», tanto Rafael Bengoa como Fernando Lamata apostaron por una reforma profunda del sistema sanitario público, que mejore la atención tanto en Atención Primaria como en los domicilios, mediante el uso de la telemedicina, de los enfermos crónicos, y menos en el ámbito hospitalario. Yes que el 91%de las muertes en España ya se deben a enfermedades crónicas, como apuntó el exconsejero del Gobierno Vasco, Rafael Bengoa, quien dijo que «lo que ocurre es que el sistema que hemos ido construyendo en los últimos años no atiende bien a los enfermos crónicos».

Por eso, tanto Bengoa como Lamata criticaron que «en las comunidades autónomas donde se está apostando por hacer nuevos hospitales no se va en la buena dirección, como sí en los lugares donde se apuesta por aumentar los cuidados en el domicilio».

Ambos también coincidieron en que lo primero que hay que hacer es resolver la situación creada por la crisis, evitando que sigan marchándose del país profesionales de la salud bien formados, y «empezar a recuperar el tono muscular, porque llegará un momento que habrá un punto de no retorno», aunque eso sí, como insistió Bengoa, la solución no pasa por volver al sistema anterior a la crisis, «sino que hay que hacer una mejora considerable, una gran transformación». En opinión de Bengoa, «es probable que se tarde mucho más en recuperar la crisis social que se ha creado por la crisis que la situación económica». Algo en lo que insistió Fernando Lamata, que apuntó que «la atención sanitaria está mal herida, por la disminución de la cobertura sanitaria, de recursos humanos por los recortes en la financiación y por una apuesta por la privatización». Lamata apostó por una mejor coordinación entre los servicios sanitarios y los sociales, por aprovechar los medios tecnológicos, así como por recuperar a los profesionales que fruto de los recortes han salido del sistema sanitario, porque eso hará que mejore la calidad de la atención sanitaria que se presta a los ciudadanos.