Bardem exige a la ONU un Tratado Global de los Océanos

Europa Press
-

El actor recuerda que las superficies marinas están "al borde del colapso" y considera insuficiente que actualmente solo se proteja el 3 por ciento de toda su extensión

Bardem exige a la ONU un Tratado Global de los Océanos - Foto: Morena Films / Pinguin Films

Javier Bardem reclamará mañana en la sede de Naciones Unidas de Nueva York la adopción de un Tratado Global de los Océanos que facilite la protección del 30 por ciento de su superficie en 2030. Además, con motivo del inicio de la reunión este lunes para debatir sobre el futuro de los mares y la tercera de las cuatro rondas de reuniones que se celebran en la ONU para lograr un tratado global para los océanos, Greenpeace realizará en Nueva York un conjunto de movilizaciones en las que participará Bardem. 
Las negociaciones del Tratado Global de los Océanos duran ya una década y Bardem se dirigirá a los delegados de los Estados miembro para insistirles en la necesidad de proteger los océanos. 
El actor participará junto a la científica ambiental de la Universidad de Nueva York Jennifer Jacquet; la bióloga marina y responsable de la campaña Protect the Oceans de Greenpeace Alemania Sandra Schottner; la estratega política de Greenpeace Internacional, Sofia Tsenikli y la fundadora de Women4Oceans, Farah Yasmin Obaidullah. 
Bardem, que considera insuficiente que actualmente solo se proteja el 3 por ciento de la superficie marina en toda su extensión, recuerda que los océanos están "al borde del colapso". "Todos tenemos nuestra parte de culpa. Por eso ahora también todos tenemos que asumir nuestro papel asegurando un Tratado Global de los Océanos fuerte y sólido", ha reclamado. 
Schoettner ha insistido en que ahora los Gobiernos tienen una "oportunidad única" para reunirse y abordar el "saqueo y la destrucción de los océanos y la pérdida masiva de vida marina". 
Así, considera que lo que ocurra en esta reunión, marcará el destino de los océanos, que se enfrentan a más amenazas que nunca, desde la sobrepesca hasta la extracción de petróleo, la minería de fondos marinos y la contaminación por plásticos. 
"Necesitamos este tratado para conseguir la creación de una red de santuarios marinos en todo el planeta, libre de actividades humanas dañinas, que ayude a evitar los peores efectos de la crisis climática y salvaguarde la vida silvestre", concluye la experta de Greenpeace.