«Recibo un Jardín Botánico plenamente consolidado»

I.M.
-

Pablo Ferrandis, nuevo director general, es  catedrático de Producción Vegetal, profesor en la Universidad de Castilla-La Mancha, coordinador de la sección de Ecología Vegetal y Conservación de Flora del Instituto Botánico de la UCLM

Pablo Ferrandis. - Foto: Luis Vizcaino

Pablo Ferrandis es el nuevo director general del  Jardín Botánico de Castilla-La Mancha,  en sustitución de quien había sido el responsable de esta instalación científica desde septiembre del  2011, Fernando Carreño. Propuesto por el propio Carreño, el que será el tercer director de este Jardín,  es  catedrático de Producción Vegetal, profesor en la Universidad de Castilla-La Mancha, coordinador de la sección de Ecología Vegetal y Conservación de Flora del Instituto Botánico de la UCLM sito en este Jardín, y miembro del Instituto de Estudios Albacetenses. A este biólogo le corresponderá llevar las riendas de un Jardín consolidado y que en lo que va de año y hasta julio  había recibido unos 7.500 visitantes, entre escolares, miembros de asociaciones o de centros de mayores o  participantes de cursos formativos para el empleo.

¿Cómo acaba Pablo Ferrandis  en la dirección del Jardín Botánico? ¿Cuál es su trayectoria? 
Soy licenciado y doctor en Ciencias Biológicas y desde que llegué a esta universidad para hacer la tesis doctoral allá por el año 1999 trabajo en ecología vegetal y en conservación de la flora amenazada de Castilla-La Mancha.  Desde hace 20 años doy clases en Ingeniería Forestal pero también doy clases en la Facultad de Educación. Asimismo estoy, por un lado, adscrito al Instituto Botánico de la Universidad de Castilla-La Mancha pero con sede en este Jardín, y en donde nos reunimos diferentes investigadores científicos de diferentes disciplinas pero siempre entorno a las plantas. Y por otro, desde hace unos años presido, conforme me lo propuso el anterior director general saliente, Fernando Carreño, el consejo asesor del Jardín Botánico. El citado consejo es un órgano colegiado consultivo que, como su nombre indica, asesora a la dirección del Jardín y al patronato en las distintas medidas o iniciativas a tomar. Es un órgano que además, cabe recordar, reúne a gente de muy diversa procedencia.  Asimismo soy miembro del Instituto de Estudios Albacetenses y estoy en su comisión permanente como coordinador del departamento de Medio Ambiente,  quien sabe, quizás esto también ha sido otro punto interesante a la hora de proponerme.
En cuanto a mi llegada a la dirección  debo recordar que fue hace unos dos meses estando en una reunión de la universidad cuando me llamó  Carreño  para decirme que me  había propuesto para ser su sustituto.  Personalmente no tenía ni la más mínima sospecha de que esto iba a pasar, de que podría llegar a este cargo, pero cuando me lo dijo  debo decir que enseguida me emocioné, ya no sólo por la confianza que había depositado en mi persona al hablar  con el alcalde y presidente del patronato, sino también porque, en definitiva, la propuesta me resultó muy atractiva y la idea muy ilusionante.

¿Cuál será su impronta?
Los Jardines Botánicos se definen como espacios dedicados a la conservación, investigación científica y divulgación del reino vegetal, y aquí realmente estará mi impronta. En estos tres pilares básicos es en donde se ha trabajado y en donde seguiré trabajando tanto en pro de la  conservación de la biodiversidad vegetal y de la investigación científica, aprovechando que está aquí el Instituto Botánico, como en pro de seguir acercando el Jardín, las plantas, a la ciudadanía.
Como es conocido, voy a ser el tercer director general. El primero  fue Siro Torres, el segundo Fernando y yo el tercero. Llego a un Jardín ya hecho,  por lo que de nuevo aprovecho  la ocasión para agradecer a los dos predecesores en mi cargo lo que han recorrido. Como es conocido, Torres gestionó el principio del Jardín  y todos los principios son difíciles, más aún, cuando las plantas necesitan de un tiempo para crecer y ofrecer el paisaje visual que deben de ofrecer y Fernando, por su parte, lo asentó mientras el Jardín iba creciendo. Lo que yo recibo para gestionar es un  Jardín Botánico ya absolutamente consolidado.

¿Cuánto tiempo, no obstante, va a estar Pablo Ferrandis como director general? 
Yo no soy quien decide, esto depende del patronato presidido por el alcalde de la ciudad de Albacete. No obstante, en principio me gustaría estar al menos esta legislatura y así poder desarrollar un poco el proyecto de concepto que yo tengo de un Jardín Botánico.
¿Qué concepto es ese? ¿Cuál es su proyecto?
Me interesa y mucho consolidar la interacción que hay entre el Instituto Botánico de Castilla-La Mancha  y el propio Jardín,  así como el desarrollo de una actividad científica importante en el Jardín y que, además, esta actividad quede reflejada en los foros y en las redes que hay nacionales e internacionales, como es la Asociación Ibero-Macaronésica de Jardines Botánicos que hay  y que, como es conocido, es una organización  que agrupa e impulsa a los Jardines Botánicos distribuidos a lo largo de la geografía nacional, y de la que forma parte el de Castilla-La Mancha, y   la Sociedad Española de la Biología de la Conservación de Plantas y sus congresos.
Este Jardín es muy valioso porque  se ha diseñado con una perspectiva moderna y muy interesante. Se ha buscando no sólo su  vistosidad, sino también su adaptación al clima mediterráneo, a su dureza con inviernos fríos y veranos secos. Si tú lo miras no es un Jardín exuberante, de árboles de gran tamaño, sino de plantas propias de toda la región. 
Esta es la parte científica, pero luego están las visitas y otras actividades divulgativas o culturales. Estos ejes va a continuar como hasta ahora, quizás, no obstante, habrá que introducir alguna adaptación pero buscando siempre enriquecerlos, nunca empobrecerlos. Las visitas han aumentado y muchísimo conforme ha ido pasando el tiempo. En lo que va de año y hasta el pasado mes de julio se habían recibido  unos 7.500 visitantes. Hablaban que entre estas visitas había escolares y miembros de asociaciones, de centros de mayores y de cursos formativos para el empleo, pero  todavía quedan meses para cerrar el año. Está claro que es conocido entre la ciudadanía de Albacete, pero debo de subrayar que este es el Jardín Botánico de Castilla-La Mancha, así se llama y por ello también lo que debemos de hacer es proyectarlo a toda la ciudadanía 
manchega  y que resulte atractivo. Para ello habrá que seguir trabajando en las redes sociales y con el apoyo de los tres patrones: Diputación, Ayuntamiento y UCLM. Nos gustaría aprovechar la Feria para publicitarnos. Podría ser, quizás con un expositor propio, o valiéndonos de los que tiene el Ayuntamiento, la Diputación Provincial o la propia UCLM. Son días en los que se mueve mucha gente.
 

(Más información en edición impresa)