Las mascarillas de la Junta provocaron colas en farmacias

J.G.
-

El presidente del Colegio de Farmacéuticos aseguró que tienen existencias, aunque esperan recibir más en los próximos días

Un ciudadano recibe sus mascarillas de la Junta en una farmacia. - Foto: Rubén Serrallé

Miles de albacetenses acudieron ayer a las farmacias de toda la provincia para retirar los paquetes de tres mascarillas anunciados por el Gobierno de Castilla-La Mancha, para los mayores de 13 años. La iniciativa tuvo un gran éxito entre los ciudadanos, lo que provocó que se produjeran colas en numerosas farmacias y problemas en el sistema a la hora comprobar quien debía recibir las mascarillas de forma gratuita y quien debía pagar un euro o 1,20 euros, en función de su tarjeta sanitaria. 
El presidente del Colegio de Farmacéuticos, José Javier Martínez, reconocía que el  sistema necesitaba «fluidez». «El sistema va a trompicones, se están haciendo reajustes porque en cualquier sistema por bueno que sea hay picos  y en función de esos picos va con menor o mayor fluidez e incluso hoy ha llegado a caerse y se ha vuelto a levantar».
Además afirmaba que al hacer el reparto de mascarillas por un sistema paralelo «hemos garantizado que podemos seguir con los tratamientos en receta electrónica y no ha sucedido como en otras comunidades, donde la dispensación controlada de estas mascarillas colapsó el sistema de receta electrónica».
Descontento. Sin embargo, algunos farmacéuticos de Albacete, como Dora Liante Gutiérrez, no se mostraban tan optimistas, debido a los problemas a los que se enfrentaban en sus farmacias. «Esta primera jornada de las mascarillas ha sido una vergüenza, porque el sistema está colapsado y no funciona como corresponde». Los problemas de la caída del sistema provocaban en farmacias como la de Dora Liante que los abundantes clientes se pusieran nerviosos. «Tenemos una cola grande desde primera hora de la mañana, no se guardan las distancias de seguridad y al final esto es más un foco de infección que de ayuda. Todo el mundo tiene que colaborar y nosotros los farmacéuticos llevamos a pie de calle desde el inicio de la crisis sanitaria, trabajando de mil amores, pero esto me parece sobrepasar a las personas, al sistema».

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA