scorecardresearch

La consulta de asma grave del CHUA atendió a 240 pacientes

Teresa Roldán
-

Ya son cinco los tratamientos biológicos que reciben 90 pacientes con una enfermedad severa

El doctor Jesús Jiménez, con una paciente en una de las consultas de asma grave. - Foto: Sescam

El asma es una enfermedad que provoca que las vías respiratorias se hinchen y se estrechen. Esto hace que se presenten sibilancias, dificultad para respirar, opresión en el pecho y tos. Cuando se presenta un ataque de asma los músculos que rodean las vías respiratorias se tensionan y su revestimiento se inflama. Esto reduce la cantidad de aire que puede pasar por estas. En las personas con vías respiratorias sensibles, los síntomas de asma pueden desencadenarse por la inhalación de sustancias llamadas alérgenos o desencadenantes.
Al ser el asma bronquial una enfermedad crónica, con una alta incidencia y prevalencia en la población general, un 10% en niños y un cinco por ciento en adultos, y con tendencia a aumentar, el tratamiento es prolongado y dependerá en cada caso de la severidad de la dolencia. De hecho, se estima que más de 20.000 albacetenses sufren esta patología en mayor o menor medida.
El jefe del Servicio de Neumología del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, el doctor Jesús Jiménez, hizo hincapié «en la necesidad de hacer un diagnóstico precoz para el control de esta enfermedad, ya que de no ser así, y el paciente no llevar un tratamiento controlado, puede llegar a ser una enfermedad grave y con una merma importante de la calidad de vida para el que lo sufre».

 

(Más información en edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete (https://latribunadealbacete.promecal.es)).