scorecardresearch
Pilar Cernuda

CRÓNICA PERSONAL

Pilar Cernuda

Periodista y escritora. Analista política


¿El Estado de la Nación? Penoso

12/07/2022

Es fácil describir el estado de la Nación después de tres años de gobierno de Pedro Sánchez. Es angustioso, preocupante, penoso.

Se comprende que Sánchez se haya resistido a celebrar ese debate parlamentario, y si finalmente lo ha aceptado es probablemente porque pretende levantar cabeza frente a un Feijóo que crece en las encuestas, y le ha pegado un buen varapalo en Andalucía. Sánchez, con su ego inconmensurable, debe creer que dejará para el arrastre al PP de Feijóo golpeando a Cuca Gamarra. Que se ande con cuidado: Sánchez es un gran parlamentario, pero Gamarra hace bien los deberes, es capaz de sacar los colores a cualquiera porque conoce bien los datos y no es de las que permite que le cuelen los falsos, como es habitual en Pedro Sánchez. Es consciente además de que este martes no solo es la voz de su partido sino de quien tiene grandes posibilidades de ser presidente de gobierno. No puede permitirse el lujo de que Pedro Sánchez arree a Feijóo, que no puede defenderse personalmente al no ser diputado.

Sánchez acusará al PP de depender de la ultraderecha y de bloquear la reforma de las instituciones. Gamarra acusará a Sánchez de gobernar con la ultraizquierda , más los independentistas, más los herederos de ETA, y que ha asaltado las instituciones del Estado. Pero sobre todo se centrará Gamarra en la situación económica, el punto más débil del gobierno porque afecta directamente a la vida cotidiana de los ciudadanos, a los que no alcanzan los ingresos de hace solo un año, con la cesta de la compra disparada, y la subida imposible de los recibos de la luz, el gas y el gasolina. No podrán encender la calefacción ni, ahora, llenar los depósitos del coche o pensar en vacaciones, como habían hecho hasta ahora.

El hemiciclo estará dividido en dos, con el PP, Vox y Ciudadanos en un lado y, en el otro, Sánchez y sus socios, algunos de ellos indeseables incluso para gran parte de los socialistas, que lo admiten abiertamente y, en Andalucia, han votado a Moreno para expresar su rechazo al Psoe de Sánchez. El PNV no será condescendiente con Pedro Sánchez, no le perdonan el blanqueo de Bildu, que está comiendo el terreno a Ortúzar y Urkullu.

En el plano político hay munición de sobra contra Sánchez; una ley adhoc para que el CGPJ pueda elegir los dos miembros del Constitucional, la división interna en el gobierno visualizada en las discrepancias sobre el presupuesto de Defensa o la guerra de Ucrania; incrustar en la comisión de secretos oficiales a ERC, Podemos y Bildu y cesar a la ex directora; la Ley de Memoria democrática impulsada por Bildu -¡por Bildu!-, qué pretende negociar Sánchez con Aragonés el viernes … Lo último, que Sánchez se ha referido a Euskadi y España como países.

Pocas veces un gobierno, del PP o del Psoe, ha abordado el debate sobre el estado de la Nación en circunstancias más patéticas.