scorecardresearch

Investigan a cuatro personas por furtivismo

Redacción
-

Los investigados abatieron cuatro machos de cabra montés sin autorización de los titulares de los terrenos cinegéticos donde se les dio muerte

Imagen de una de las piezas. - Foto: Guardia Civil

Efectivos de las Patrullas del Servicio de Protección de la Naturaleza (Paprona) de la Guardia Civil de Elche de la Sierra y Hellín investigaron a cuatro personas, por abatir varias piezas de caza mayor, concretamente cabra montés (capra pyrenaica), sin autorización de los titulares de los terrenos cinegéticos donde se dio muerte a los animales. Los investigados, de entre 35 y 64 años de edad, son vecinos de las localidades albacetenses de Nerpio y Hellín, otro de la alicantina de La Romana y el cuarto de Ibiza.

Así el Seprona de la Guardia Civil detectó, en el mes de enero, un hecho de furtivismo, tras aparecer en la orilla de la carretera AB-5014, dentro del término municipal de Nerpio, un ejemplar macho de cabra montés abatido por un disparo, cuyo cazador abandono apresuradamente el lugar para no ser identificado. Las gestiones realizadas por los agentes de la Benemérita que investigaban los hechos consiguieron identificar al autor del disparo, que resultó investigado como presunto autor de un delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, al no contar con la preceptiva autorización del titular cinegético para la caza del espécimen.

El segundo hecho de furtivismo se detectó el pasado mes de noviembre, tras haber tenido conocimiento, a través de una llamada ciudadana, de cómo dos personas habían abatido, por disparos, dos ejemplares de macho montés en un paraje próximo a la aldea de La Dehesa, dentro del término municipal de Nerpio.

Otras efectivas gestiones del Seprona permitieron averiguar la identidad de estos dos cazadores, que también fueron investigados por otro hecho de furtivismo, al no contar con la preceptiva autorización del titular cinegético para la caza de estos ejemplares.

El tercer hecho, similar a los dos anteriores, se localizó en la localidad de Hellín, cuando efectivos del Seprona identificaron a una persona que transportaba en su vehículo la cabeza de un ejemplar de macho montés sin precinto de caza, abatido en un paraje del término municipal de Tobarra, careciendo igualmente el investigado del pertinente permiso del titular del coto de caza.

Es significativo el alto valor que tienen en el mundo de la caza los trofeos de cabra montés, especie perteneciente a la fauna ibérica y endémica de esta región, cuya caza en la época de celo, entre los meses de noviembre y enero, se ve facilitada para los furtivos, debido al cambio drástico que experimentan en su comportamiento los machos monteses, volviéndose menos asustadizos y más imprudentes, poniéndose en riesgo y dejándose ver mucho más.

Ante esto, la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete desarrolla desde hace varios años el "Plan contra el Furtivismo de Caza", el cual se ajusta al "Plan Regional contra el Furtivismo Flora y Fauna en Castilla-La Mancha" elaborado en el año 2008, y por el cual se pretende combatir eficazmente el furtivismo, sobre todo el nocturno, y en lo que concierne a la caza mayor, sobre todo a la Cabra Montés.

Así mismo, en el año 2020 se inició la explotación de otra operación, a nivel nacional, la cual viene realizándose anualmente con el objetivo de hacer frente a la problemática que representa la caza furtiva en nuestro país, dando como resultado la realización de numerosas inspecciones en cotos de caza, tramitación de gran número de denuncias administrativas relacionadas con la caza, así como esclarecimiento de varios delitos de caza furtiva.

Hay que recordar que la Guardia Civil cuenta con un teléfono de urgencias, el 062, disponible las 24 horas del día, donde los ciudadanos pueden comunicar cualquier vicisitud que pudiera resultarle sospechosa. Igualmente, existe la aplicación de móvil gratuita ALERTCOPS para que ante cualquier eventualidad puedan ponerse en contacto con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Diligencias instruidas

Las diligencias instruidas por efectivos del Seprona de Elche de la Sierra y Hellín fueron puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción números uno y dos de la localidad albacetense de Hellín, que han entendido de las actuaciones.