scorecardresearch

Posesión infernal se convierte en videojuego

Sara Borondo
-

Terror asimétrico como homenaje a una de las series B más conocidas del cine

Posesión infernal se convierte en videojuego

La imagen de Bruce Campbell sujetando una sierra mecánica como Ash Williams mientras se prepara para atacar a seres demoníacos en 'Posesión Infernal' (conocida también como 'Evil Dead') es una película de culto y uno de los iconos del cine B desde los años 80, como atestiguan la trilogía dirigida por Sam Raimi y la serie de televisión Ash vs Evil Dead a las que ahora se une el videojuego Evil Dead: The Game, creado por el estudio que tiene en Madrid la editora internacional Saber Interactive.

No son muchos los multijugadores asimétricos que hayan triunfado en el pasado, y las excepciones son juegos de terror como Dead by Daylight, del que bebe directamente Evil Dead: The Game, que cuenta con la baza de basarse en una IP muy reconocible y fuerte. 

Hay dos maneras de jugar, como parte de un grupo de cuatro personajes que deben sobrevivir a los ataques de un demonio kandariano o como este ser infernal para liquidar a los cuatro humanos.

Posesión infernal se convierte en videojuegoPosesión infernal se convierte en videojuegoSi los juegos multijugador son más disfrutables cuando se juegan con amigos, en este caso, si se juega como superviviente es casi imprescindible compenetrarse bien para ganar porque hay que llevar a cabo una serie de tareas y jugar sin estar coordinado o yendo cada uno por su lado es casi imposible conseguir la victoria, es preciso alguien que te proteja mientras intentas resucitar a un compañero caído, para defender una zona durante un tiempo determinado, y conviene ir juntos en el mismo vehículo para llegar a una de las páginas del Necronomicón en el menor tiempo posible, y conducir en un bosque no es fácil. Hay cuatro categorías para elegir que se complementan entre sí y cada personaje tiene habilidades propias que son clave también para ganar. Es preciso gestionar bien los más bien escasos recursos para acabar con el demonio en partidas de una media hora. 

En la opción de representar al mal lo divertido es ser creativo en la manera de acabar con los supervivientes, ya sea invocando enemigos, colocando trampas o poseyendo objetos como árboles, vehículos o incluso a alguno de los supervivientes cuando su nivel de miedo (acrecentado por la oscuridad y los ataques enemigos) sea lo suficientemente alto y no logre bajarlo acercándose a una luz o a algún compañero que pueda reducir el miedo. 

Al poseer a un personaje se debilita a los supervivientes y también se puede gastar la munición para que el jugador se encuentre la sorpresa cuando recupere el control. Sembrar el caos es muy entretenido. Hay también distintos tipos de demonio y tienen sus propias tareas durante la partida para conseguir su objetivo.

Uno de los mejores detalles de Evil Dead: The Game es que tampoco obliga a jugar con otras personas, se puede también jugar en solitario y que la inteligencia artificial controle a los demás personajes, y también resulta una buena experiencia. La campaña incluye algunas misiones cortas en solitario, más centradas en el terror que en la acción que sí tiene el multijugador.

Evil Dead: The Game no olvida sus orígenes y su ADN y visualmente contiene todo el gore que se puede esperar, con brutales ejecuciones y sangre salpicando a raudales, hay escenarios muy parecidos a lo visto en las películas y los personajes son también fieles a ellas, incluso se ha recurrido a los actores originales para poner las voces.