scorecardresearch

Piden 17 años de prisión para el acusado de violar a una menor

Josechu Guillamón
-

El procesado dijo no ser consciente de haber cometido la agresión sexual y negó haber penetrado a la menor, a pesar de que se hallaron restos de su semen en la vagina de la joven

Imagen del acusado durante la vista. - Foto: J. G.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial ha juzgado esta mañana a un hombre para el que la acusación particular solicita una pena de 17 años de prisión, como responsable de un delito de agresión sexual y otro de abuso sexual, unos delitos que no reconoció.

Según el acusado, D.A.G.C., el 16 de septiembre de 2020, había discutido con su pareja, por lo que estuvo bebiendo whisky y luego fue a una vivienda que tenía, con una amiga suya y su empleada, donde estuvo tomando aguardiente, algo típico en su país de origen, Colombia.

En un momento dado, llegaron a la casa su hijastro y unos amigos que no querían beber en la calle. Según explicó, comenzaron a fumar porros, algo que a sus amigas no les gustó y por lo que él les llamó la atención. Además manifestó que él ponía chupitos de aguardiente y que ellos los cogían y aunque su amiga le dijo a la denunciante que era muy fuerte, ella dijo que estaba acostumbrada porque su novio era latino.

Cuando se fueron sus amigas, el acusado vio que las dos chicas y un joven se habían metido en su cuarto a dormir y los mandó a la otra habitación. Después él se fue a dormir y se despertó sobre las seis de la mañana, por el ruido de la música y el olor a marihuana y al salir se encontró a la denunciante en el suelo entre las dos habitaciones, vomitada y con los pantalones a medio bajar, por lo que avisó a la amiga, que no había bebido, y le recriminó que hubiera dejado a la chica sola.

El acusado afirmó que «no sé si tuve una relación con ella, en mi cabeza nunca estuvo tener una relación sexual con ella». Pero luego se mostró más categórico y afirmó que no llevó a la joven a su habitación, que no la penetró vaginalmente, que no sabía que la joven tenía 16 años y que no atrancó la puerta para que no entraran en la habitación. Si que reconoció que mandó un mensaje a su hijastro para que no entraran en su cuarto porque iba a venir una chica.

Por su parte, la denunciante manifestó que fueron a la casa del acusado porque se juntaron con su hijastro ese día, que era amigo de sus amigos y que el acusado le daba chupitos de aguardiente y le decía salud, por lo que ella se los veía, también afirmó que hasta en tres ocasiones le dijo que tenía 16 años y que tenía novio. Como se puso muy borracha la llevaron a dormir y ya la despertó su amiga en la cama del acusado, sin ropa de cintura para abajo y se marcharon de la casa. 

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete https://latribunadealbacete.promecal.es