Detienen a dos mujeres por usar recetas falsas en Albacete

REDACCIÓN
-

La advertencia de una farmacia de la capital puso sobre la pista a la Policía Nacional, aunque las detenidas actuaban en todo el país

Detienen a dos mujeres por usar recetas falsas en Albacete

La Policía Nacional ha detenido en Albacete a dos mujeres como presuntas autoras de los delitos de falsificación documental, usurpación de estado civil y tráfico de drogas, al serles intervenidas 39 recetas falsas de un medicamento del grupo de las benzodiacepinas, además de 780 comprimidos del mismo producto y documentación denunciada como sustraída. La operación policial se inició gracias a la advertencia que se hizo desde una farmacia de esta ciudad, que puso en conocimiento de la Policía Nacional que en su establecimiento se encontraba una mujer que solicitaba adquirir este tipo de medicamento "con una receta que parecía ser falsa". Rápidamente se desplazaron hasta el lugar agentes especializados en Delincuencia Económica y Fiscal, quienes en la puerta de la farmacia ya detectaron un vehículo sospechoso, con una ocupante al volante en actitud de espera, práctica habitual en estos casos que les facilita huir en caso de que existieran problemas. En el interior de la farmacia se encontraba una mujer, la cual ante preguntas sobre la receta falsa y destino de la misma, aportó respuestas incoherentes.

En el registro del vehículo, se detectaron escondidas en diversos compartimentos del coche 38 recetas falsas a nombre de cinco pacientes y tres doctores distintos, no coincidiendo ninguna de las pacientes con las mujeres que portaban las recetas. En el maletero también se encontraron 13 cajas sin abrir del mismo medicamento, conteniendo cada una de ellas 60 comprimidos. Las gestiones posteriores, permitieron descubrir que los datos de los pacientes que figuraban en las recetas falsas, habían sido usurpados. Los medicamentos del grupo de las benzodiacepinas se dispensan únicamente bajo prescripción médica, sin embargo se ha detectado su presencia en el mercado ilícito para la elaboración de una droga muy nociva denominada "karkubi", que se obtiene mezclando estos medicamentos con hachís, cuyo consumo se hizo popular entre los ciudadanos de los estratos sociales más desfavorecidos de Marruecos.