scorecardresearch

«En poesía lo que tratamos son las emociones más pequeñas»

Antonio Díaz
-

Librería Popular acoge hoy, a las 18,30 horas, la presentación de El principio del vuelo, de Arturo Tendero

Arturo Tendero. - Foto: Matías Rodríguez

Librería Popular acoge hoy, a las 18,30 horas, la presentación de El principio del vuelo, de Arturo Tendero, que estará acompañado por Andrés García Cerdán y Cipriano Játiva. El escritor, columnista de La Tribuna de Albacete, comentó algunas singularidades de su poemario. 

¿Cómo es esta colección de poemas?

El principio del vuelo es una colección de poemas domésticos, que hablan de mi cotidianidad; soy un poeta cotidiano, pero si se mira con microscopio, esa pequeña vida es tan compleja y fascinante como cualquier rincón del cosmos, está llena de pequeñas sorpresas. 

¿En qué sentido?

Nos fijamos mucho en las grandes emociones, las que nos hacen llorar, reír a carcajadas, pero en poesía lo que tratamos son las emociones más pequeñas, que tú puedes matizar, controlar, dirigir y, entonces, cualquier día de nuestra vida, está lleno de pequeñas emociones que además, como todos las vivimos, son más fáciles de compartir. La poesía consiste en eso, en compartir, en comulgar de esas mociones que todos sentimos alguna vez.  

¿Y compartir?

Más bien rescatar, la poesía como decía Valente, consiste en salvar pájaros, entonces, cuando abres ese cofre que es el poema, es importante que el pájaro no solo siga vivo, si no que eche a volar.  

Habla en la contraportada de los ornitólogos que miran con sus prismáticos...

Es un juego, el vuelo está lleno de sugerencias, entonces son como las capas de la cebolla, hay varias, una es efectivamente, que la libertad de los pájaros se parece un poco a la libertad del poeta. Otra, lo que decía Valente, el poema es intentar salvar esa emoción, como si fuera un pájaro que echa a volar cuando lo lees. Aparte, el libro está dedicado a Antonio Cabrera, un gran amigo y gran poeta, que murió, era ornitólogo.  

¿Qué pequeñas cosas le llevan a escribir?

Voy a glosar algunas, por ejemplo, estar en el sofá con tu mujer viendo la televisión,  leerle el cuento por la noche a tu hijo o la sensación que te queda un día que tu mujer se va y queda la casa vacía, ese tipo de cosas.  

¿Cuándo están escritos estos poemas?

Curiosamente, hay muchos  antiguos, porque hay poemas que se van quedando en el camino sin publicar en un libro y no porque sean  peores, sino porque el tono que tienen te parece que no encaja con el libro o a lo mejor, en ese libro el mismo tema lo has tratado y no vas a repetir. Llega un momento en el que dices que todos esos poemas se merecen estar en un libro, que a lo mejor son mejores que otros que habías publicado, así que los he rescatado, reunido y los he puesto al día.  

¿Esos más antiguos de los que habla, cuadran con los últimos escritos?

La última palabra la tiene el lector, pero tengo la sensación de que es así. La sorpresa es que todos tienen el mismo tono que es tu propia voz. Todos tenemos una voz propia y los poetas, además, parte de su trabajo consiste en ganársela. Eso les da una unidad.  

¿En qué lector pensó para El principio del vuelo?

Mi esperanza e ilusión es que este libro pueda leerlo cualquier persona.Yo soy un poeta narrativo, prendo las emociones en historias, en escenas, situaciones y, para eso se tienen que entender los poemas. En la presentación leeremos alguno de ellos.  

¿Qué planes tiene?

Me gustaría que alcanzara al mayor número de lectores y, en eso estamos, con varias presentaciones. Además de la de Albacete, esta acordada la de Madrid, Valladolid o Valencia, estamos empezando. 

¿Sigue con poesía?

Trabajo la vez muchos géneros. Tengo un par de novelas acabadas, que estoy moviendo. Son libros híbridos, una de ellas son las memorias de un político, que se llama Memorias de un político interino y hay algo de biográfico. La otra se llama La casa del poeta, son libros de periodista en realidad. En cuanto a la obra teatral, estoy dándole vueltas.