scorecardresearch
Fermín Bocos

CRÓNICA POLÍTICA

Fermín Bocos

Periodista y escritor. Analista político


"Pegasus" sigue volando

08/06/2022

Lo que mal empieza nunca acaba. Cuando hace un mes el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, convocó a primera hora de la mañana una rueda de prensa el 2 de Mayo, fiesta en Madrid, para "urbi et orbi" anunciar que el teléfono del presidente del Gobierno y el de la ministra de Defensa habían sido espiados, en un primer momento cundió el desconcierto.
Poco después fueron surgiendo las preguntas que reflejaban las muchas dudas que genera este asunto. ¿A qué venía tanta urgencia para dar cuenta de unos pinchazos que, según se supo, se habían producido tiempo atrás? Señalar -como se dijo- que la injerencia procedía del "exterior", dejaba la cuestión abierta a todo tipo de conjeturas. Unas más plausibles que otras aunque la mayoría apuntaban a nuestro vecino del sur visto que las fechas de los pinchazos coincidían con los días de la llegada masiva de jóvenes emigrantes marroquíes a Ceuta facilitada por la pasividad de la gendarmería de la frontera.
En realidad, aquella rueda de prensa sin precedentes se relacionó en seguida como un intento de apaciguar a ERC y a otros socios separatistas del PSOE que denunciaban que también habían sido espiados. En este caso por el CNI y con el preceptivo mandamiento judicial. Bolaños (para el caso, Sánchez), intentó rebajar el mosqueo de ERC vendiendo una suerte de ecuación: "Os han espiado, pero a nosotros también". No coló. No se dieron por satisfechos. Exigieron -y consiguieron- la cabeza de la directora del CNI.
"Pegasus", el oscuro caballo cibernético del que nos enteramos por la insólita rueda de prensa convocada por Bolaños, sigue volando. Podríamos no haber tenido noticia, otros líderes europeos habían sido espiados pero no convocaron ruedas de prensa, pero aquí el Gobierno tenía un problema con sus socios. Ahora, el ministro Bolaños ha sido citado como testigo por el juez de la Audiencia Nacional que investiga los pinchazos. Es lo que tiene estar en todas las salsas. Es probable que con la perspectiva de lo ocurrido el ministro haya llegado a la conclusión de qué aquella intempestiva rueda de prensa, fue algo peor que un error. Un engrudo político que traerá cola.

 

ARCHIVADO EN: Félix Bolaños, Madrid, CNI