La lista de pruebas, la que más se atasca este verano

L.G.E.
-

Hay 6.262 pacientes esperando una prueba, un 33% más en un mes. En consultas sube un 4,6% y en operaciones un 3,5%. Si se compara con 2018, la lista global crece un 0,8%

La lista de espera de pruebas, la que más se atasca este verano - Foto: Diego de Miguel

Las listas de espera sanitarias tienden a subir en verano y lo hacen porque son las fechas en las que los profesionales del Servicio de Salud se cogen vacaciones y las suplencias no permiten mantener el mismo ritmo que en el resto de los meses. Por eso, las listas de espera del mes de julio, con 94.946 pacientes han subido un 5,67% en comparación con las que había un mes antes. Son 5.100 pacientes más en espera.
Las listas recogen datos de los que esperan una prueba diagnóstica, una consulta con el especialista y una operación. ¿Pero cuáles son las que se están atascando más este verano? Pues en el mes de julio han sido las de pruebas, que han pasado de 4.677 pacientes esperando a junio a 6.262 un mes después. Supone un incremento del 33%. Con todo es la lista de espera más baja de los tres tipos que hay en la región.
Esperando una consulta hay  50.649 pacientes, que son 2.242 más que hace un mes. En este caso sube un 4,6%. La lista que menos ha crecido a mitad de verano es la de intervenciones quirúrgicas. Hay 38.035 pacientes en espera, que son 1.273 más que hace un mes, lo que supone un incremento del 3,5%.
En comparación con los datos del pasado verano, hay 744 personas más en listas de espera que en julio de 2018, lo que supone un incremento interanual del 0,8%. El pasado verano había más pacientes esperando para una consulta con el especialista o para una prueba diagnóstica, pero había menos que estuviesen esperando una operación.