El Alcorcón pondrá a prueba al Albacete

C. Guzmán
-

El conjunto de Lucas Alcaraz, con bajas relevantes en el eje de la defensa, deberá ganar al solvente equipo madrileño a las 20 horas de mañana, media hora más tarde de lo previsto por el calor

Imagen del encuentro Alcorcón-Albacete disputado en la primera vuelta en el estadio de Santo Domingo. - Foto: Josema Moreno.

El Albacete Balompié afrontará hoy un nuevo compromiso sumamente importante para mantener la categoría con el encuentro con el Alcorcón en el Carlos Belmonte, nuevamente a puerta vacía.
El conjunto de Lucas Alcaraz salió bien parado de su visita a Santander gracias a una victoria que disfrazó en buena medida su mal partido. Los blancos consiguieron mantenerse fuera de los puestos de descenso y afrontar lo que queda de temporada con la esperanza de la permanencia, aunque los obstáculos que deberá vencer no serán menores. En el primero tendrá frente a sí un hueso duro de roer. El Alcorcón acumula un año natural sin perder a domicilio, donde se muestra casi inexpugnable y, por tanto, amenaza seriamente la esperanza local de encarrilar la permanencia con una victoria que resultaría crucial.
Alcaraz volverá a rotar previsiblemente a sus hombres para mantenerles a flote a nivel físico. La llegada del verano, la preparación previa y los horarios disparatados convergen en una situación límite para los futbolistas, que deberán soportar altas temperaturas cuya sensación será todavía mayor sobre el terreno de juego. La gran 'magnanimidad' de Javier Tebas retrasando media hora este compromiso no evitará que se registren temperaturas cercanas a los 33 grados, más o menos, al comienzo del mismo. Suena quizá a burla más que a otra cosa.
El técnico blanco volverá a tener problemas adicionales para confeccionar la alineación. A los problemas musculares de Gorosito se suma la sanción de Kecojevic, lo que deja el centro de la zaga para Arroyo y Caro sin posibilidad de reemplazo en caso de algún imponderable. Azamoum, igualmente sancionado, también se perderá este partido.
Sea como fuere, los puntos en juego son vitales para ambos por lo que se traen entre manos. Los locales no pueden permitirse el lujo de un nuevo tropiezo para no ver seriamente comprometida la permanencia en la categoría cuando el final se va acercando paulatinamente y no ha sido capaz de salir del atolladero en el que su escasa producción goleadora le ha metido de lleno. (MÁS INFORMACIÓN EN LA EDICIÓN IMPRESA)