Serzo vuelve al origen

A.G
-

El artista ibañés expondrá sus series 'Teatrorum' y 'Sueños de lana dorada' en el Cine Rex, espacio al que asegura sentirse especialmente vinculado «porque me críe entre bambalinas»

Imagen promocional de la exposición de José Luis Serzo.

El reconocido artista José Luis Serzo, nacido en Casas Ibáñez en 1977, ultima el montaje de la exposición Teatrorum-Sueños de lana dorada en el Cine Rex de su localidad de origen. Serzo afronta con ella una especial vuelta a las raíces, merced a la invitación del Ayuntamiento ibañés, que ha iniciado un proyecto para reconocer a personas originarias del municipio que han emprendido carreras profesionales de éxito. 
La muestra, comisariada por Maite Page y Miguel Lucas, se inaugurará mañana martes a las 21 horas. Antes, a las 19 horas, el propioSerzo será el protagonista de una conferencia en el Teatro, bajo el título La vida como relato. La exposición podrá visitarse de 12 a 14 y 20 a 22 horas durante los días de la Feria de Casas Ibáñez. Después se mantendrá en el cine hasta el 6 de enero, con un horario de apertura aún por determinar, al igual que el calendario de visitas didácticas que se pretende concertar con centros educativos de la zona.
El artista ha querido llevar a un espacio emblemático de la localidad dos de sus series más significativas, ya que el Cine Rex tiene para él un significado especial. «Exponer aquí es todo un reto, porque me críe entre bambalinas. Mi madre era directora del grupo de teatro y gran parte de lo que soy es gracias a este lugar. Una de las influencias más grandes de mi obra es la fascinación que siempre me han producido el cine o el teatro detrás de los telones, por ello mi arte siempre tiende a la teatralidad, al concepto de representación en el sentido más amplio», explica.
En cuanto al contenido de la muestra, Serzo detalla que «la exposición abarca la parte más escenográfica de Sueños de lana dorada, una de mis series, y Teatrorum, que es un símbolo que se viene repitiendo en esas series desde hace muchos años. Es una especie de reflejo, con un juego de espejos creado por el propio telón, con varias escenas que hablan de esa propia representación. La gente va a encontrar una historia dentro de un habitáculo como el Cine Rex, que para mí es como una caja mágica».
Sobre los motivos de retornar a Casas Ibáñez en este momento, el artista añade que «hacía más de 20 años que no exponía en mi propio pueblo y volver es todo un honor, porque supone regresar por la puerta grande, ya que el nuevo equipo de Gobierno me propuso un proyecto museográfico o exposición en torno a mi arte». «Volver es un reto personal, ya que supone enfrentarme a mis propios miedos y reavivar incluso mis recuerdos, tanto del cine como de mi familia y de todo lo que suponen mis raíces. Quiero dar vida a una caja que, con el paso de los años, se fue apagando y ahora intentar iluminar esa oscuridad», añade.

(Más información en edición impresa)