Recolocarse gracias a la red de contactos

Redacción / toledo
-

Cuatro de cada diez castellano-manchegos se recolocan gracias a su red de contactos. Internet (es decir, las plataformas de empleo o los sitios web corporativos) es el método por el que dos de cada diez candidatos logran un puesto de trabajo

Recolocarse gracias a la red de contactos

A comienzos de este mes, el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, hizo públicos los datos de desempleo de junio, que ha descendido en 63.805 personas. El número total de personas desempleadas se ha situado en 3.015.686 personas, la cifra más baja desde noviembre de 2008. Así, con estos datos sobre la mesa se observa que 2019 está siendo un año clave para la recuperación laboral en España, y esto lleva a la pregunta: ¿Qué factores son determinantes a la hora de encontrar empleo? ¿Cómo se accede a todas las ofertas y vacantes disponibles?
Para tratar de responder a esta cuestión, hay que tener en cuenta que en el mercado laboral existen dos grandes dimensiones. Por un lado, la visible o mercado abierto, constituido por las ofertas públicas o de fácil acceso para el candidato. Y, por otro lado, encontramos la cara no visible o mercado oculto, que hace referencia a esa cantidad de ofertas de empleo que no son visibles para la mayoría. Se trata de vacantes que no son publicadas porque las empresas prefieren no hacer explícitas, cubriéndolas a través de promociones internas, acudiendo a sus propias fuentes de reclutamiento, bases de datos, intermediarios o referencias de personas de confianza o búsqueda directa. Este mercado oculto supone en nuestro país en torno al 75% de las vacantes, o incluso más, y depende en gran medida del perfil, sector o ámbito geográfico en el que se busque cubrir esa posición.
En este contexto, Lee Hecht Harrison, división del Grupo Adecco, ha analizado ese mercado laboral oculto para ver su modelo de funcionamiento. Entre las principales conclusiones de este análisis destaca que una de las herramientas más efectivas para conseguir un empleo es, sin duda, la red de contactos, el conocido como networking, que contribuye en gran medida a cubrir muchas de las denominadas vacantes ocultas.
De hecho, el XIII Informe de Recolocación publicado por Lee Hecht Harrison ya revelaba los medios de acceso al mercado laboral por parte de los candidatos recolocados, apuntando a esta tendencia. Así, más de la mitad de estos profesionales consigue un puesto de trabajo gracias a la red de contactos, concretamente el 52%.
Estos datos confirman una realidad de sobra conocida: los contactos son uno de los activos más
valiosos en el mercado laboral y pueden ser clave para encontrar un empleo. Las compañías valoran tener referencias positivas de los candidatos y prefieren contratar a personas que vengan recomendadas por alguien de confianza que ya está dentro de su entorno, como trabajadores, familiares, amigos, clientes, proveedores, etc.
De esta manera, a través de la red de contactos, las empresas se ahorran costes en los procesos de selección, y, al mismo tiempo, evitan publicar detalles de su estrategia empresarial, que puedan llegar a oídos de la competencia.
5 de cada 10 candidatos, recolocados por los contactos. Gracias el networking más de la mitad de los candidatos recolocados (52%) se reincorpora al mercado laboral y consigue un puesto de trabajo. Además, Internet (las plataformas de empleo, los sitios web corporativos…) es el método por el que 2 de cada 10 candidatos logran un empleo. En menor medida, están las candidaturas que se tramitan a través de un intermediario (7%) y el 1% que consigue un empleo gracias al redeployment, cuando un candidato se recoloca en otra posición en su misma compañía.
Los porcentajes de personas recolocadas a través de la red de contactos varían considerablemente en función de la comunidad autónoma. Canarias es la que más recurre a esta práctica, donde 8 de cada 10 personas recolocadas en el archipiélago lo han conseguido a través de sus contactos.
Le siguen, a relativa distancia, Baleares y País Vasco, donde el 68% de los trabajadores de cada una, ha sido recolocado mediante esta fórmula. Muy de cerca encontramos a Asturias, con el 67%. Por su parte, 6 de cada 10 aragoneses han utilizado el networking para volver al mercado laboral así como 6 de cada 10 recolocados en Galicia.
Castilla-La Mancha se coloca en novena posición, donde solo el 42% de las personas se recoloca a través de su red de contactos. La última autonomía es Navarra con un 21% de trabajadores utilizan el networking para volver al mercado de trabajo.