scorecardresearch

El 'efecto Xavi' funciona

Diego Izco (SPC)
-

Desde que el catalán llegó al banquillo, el Barcelona ha remontado el vuelo hasta ser el tercer mejor equipo (con un partido menos)

El 'efecto Xavi' funciona - Foto: AFP7 vía Europa Press

El 28 de octubre, después de perder en Vallecas (1-0), el Barça oficializaba el (inevitable) despido de Ronald Koeman como entrenador. Joan Laporta acababa de prescindir de un entrenador que nunca quiso para intentar fichar a otro que no era de su cuerda… pero aparecía en el horizonte como el único capaz de revertir una caída en barrena tras la salida de Messi: Xavi Hernández. Finalmente, el 6 de noviembre se hacía oficial la llegada del 'Profesor' al banquillo, quizás el mejor jugador español de la historia de un club que ha visto a mitos como Luis Suárez, Iniesta o Puyol. El llamado 'efecto Xavi' era algo más que un punto de inflexión, significaba también un intento de 'guardiolizar' el primer equipo, devolverle la esencia de La Masía, regresar a un fútbol veloz y agresivo… 

«Esto es lo que hay» fue la frase que el holandés generó como epitafio, y el catalán heredó un equipo alicaído, plagado de lesiones y viviendo en un sistema irreconocible. Aunque el mazazo europeo fue grande (el Barça cayó eliminado en la Champions por primera vez en 21 temporadas), el objetivo del técnico de Terrassa era estabilizar al equipo y darle estabilidad en esa mezcla de veteranos y jóvenes que el propio Koeman, tal vez por pura necesidad, había iniciado. 

Tres meses y medio después, con los datos ligueros en la mano, la conclusión es que ese 'efecto Xavi' funciona perfectamente. La comparativa entre las 13 primeras jornadas y las 11 últimas (al Barça le queda jugar en el Camp Nou ante el Rayo Vallecano el partido aplazado de la 19ª jornada) es concluyente: con Koeman, más los dos del interino Sergi Barjuan, el Barcelona era noveno en la Liga con 18 puntos (solo cuatro victorias en 13 partidos, con seis empates y tres derrotas), a cinco de la cuarta plaza que marcaba el Atlético de Madrid. Es decir, el equipo había logrado apenas el 46 por ciento de los puntos en juego. 

Desde entonces, el bloque culé solo ha concedido una derrota (ante el Betis en el Camp Nou) y ha ganado siete de los 11 compromisos, alcanzando 24 puntos: el 73 por ciento de los disputados. De hecho, si consiguiera ganar al Rayo en ese encuentro, los números le pondrían, con 27 puntos, a la misma altura del Real Madrid, el mejor del campeonato antes de Xavi… y también después de él. 

El bloque catalán es ahora un equipo más dinámico y alegre. Sigue presentando ciertas carencias defensivas, pero la presión en campo contrario es feroz y ha mejorado sus estadísticas de recuperaciones por partido (de los 49 de promedio con Koeman a los 56 de Xavi), hasta el punto de que se ha aupado como el conjunto con más balones disputados ganados del campeonato: 1.013, por encima de los 994 del Celta. 

El gol

Tal y como le sucedió al Real Madrid 'post-Cristiano', el Barça 'post-Messi' necesitaba una catarsis para encontrar esas vías hacia el gol que prácticamente monopolizaba el argentino. En las 13 primeras jornadas, no logró dar con la tecla: marcó apenas 20 goles (1,54 por partido) y encajó 16 (1,23), unas cifras de zona media que lo situaron a la misma distancia del último puesto (el Getafe tenía seis puntos) que del liderato (los 30 del Real Madrid). La reacción con Xavi no ha sido fulgurante pero sí muy efectiva: el Barça ha marcado 22 tantos (dos por encuentro) y ha encajado 12 (poco más de uno de media), lo que le ha valido para ascender hasta la cuarta posición… cuando hace tres meses largos se especulaba con la posibilidad de que iba a quedarse fuera de la Champions la próxima campaña. 

Los demás

Comparando aquella jornada 13ª con la 'era Xavi', destaca la enorme regularidad tanto de los equipos cabeceros (Madrid, Sevilla y Betis) como del furgón de cola (Levante, Cádiz y Alavés), que apenas han sufrido variaciones en la clasificación. El mayor 'subidón' corresponde al Getafe, colista entonces con seis puntos que ha logrado 20 en las últimas 12 jornadas… y al otro lado del espejo, el gran 'bajón' es para la Real Sociedad, que entonces estaba luchando por el título (empatado a 28 puntos con el Sevilla, a dos del Real Madrid) y en una clasificación simulada desde entonces estaría al borde del descenso.