scorecardresearch

La subida de salarios se queda ocho puntos por debajo del IPC

Agencias
-

Los sueldos pactados en convenio en España en el primer semestre registran un incremento medio de un 2,45%, muy lejos del 10,2% del dato adelantado de la inflación en el sexto mes

Los conciertos actualizados hasta junio dan amparo a 6,17 millones de empleados. - Foto: EFE

La pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores en España en lo que llevamos de año ante un alza disparada de la inflación es un hecho difícil de solucionar y que, además, se suma a un importante desajuste que se lleva repitiendo desde la crisis de 2008. En este contexto, los salarios pactados en convenio subieron de media un 2,45% hasta junio, cifra ligeramente superior al dato de mayo (2,42%), pero casi ocho puntos inferior al IPC adelantado del mes de junio, que se situó en el 10,2%, según el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Este incremento está por debajo del 3,6% acordado entre el Gobierno y los sindicatos para el salario mínimo interprofesional (SMI) y está algo más en línea con las directrices marcadas en el Acuerdo Interconfederal para el Empleo y Negociación Colectiva 2018-2020, que planteaba alzas del entorno del 2% más un punto porcentual ligado a conceptos como la productividad, los resultados empresariales y el absentismo.

Este pacto laboral no se ha podido renovar de cara a 2022 ante las diferencias existentes en torno a la cláusula de revisión salarial, irrenunciable para los sindicatos e inaceptable para la patronal CEOE ante los elevados niveles de inflación que existen en la actualidad en el país.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha vuelto a insistir a los agentes sociales para que negocien un acuerdo de rentas con el que moderar salarios y beneficios empresariales, y volverán a verse tras el verano para seguir discutiéndolo. 

El alza salarial pactada en convenio hasta el sexto mes se encuentra más de un punto por debajo de la que propusieron en esta negociación tanto CCOO y UGT (3,5%) como CEOE .

La mayor parte de los conciertos registrados hasta junio en la estadística de Trabajo se firmaron en ejercicios anteriores, aunque tengan efectos en 2022.

En concreto, en el primer semestre, había registrados un total de 2.314 convenios colectivos con efectos económicos para dicho período, de los que solo 291 se han firmado este mismo año, con una subida media del 2,58%. El resto, 2.023, fue en años anteriores y recogen un incremento salarial medio algo inferior, del 2,44%.

Las 2.314 operaciones registradas hasta junio daban amparo a algo más de 6,17 millones de empleados.

Según la estadística de Trabajo, la mayor parte los acuerdos sellados en este período no cuentan con cláusula de revisión salarial para evitar pérdidas de poder adquisitivo. En concreto, de los 2.314 que hay contabilizados, solo el 14,6% (339) la tenían y, de ellos, 255 contemplan que ésta se aplique con efectos retroactivos.

Los conciertos que recogen cláusula de revisión afectan a algo más de 1,52 millones de trabajadores de los 6,17 millones amparados por los pactos registrados hasta junio, el equivalente al 24,7% del total. Así, el grueso de los asalariados (tres de cada cuatro) carecen de cláusulas de salvaguarda en sus convenios.

El Banco de España advirtió del riesgo de introducir en estos momentos cláusulas de revisión salarial en los pactos laborales de cara a experimentar efectos de segunda vuelta en la inflación.

Movilizaciones

Los sindicatos, que han iniciado una campaña de movilizaciones en defensa de la mejora de los salarios, exigen a los empresarios una mejora del 3,5% para este año, con cláusulas de revisión para que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo ante los elevados niveles de inflación. Por su parte, la propuesta que la CEOE puso sobre la mesa recogía una alza retributiva del 3,5% para 2022, pero sin cláusula de revisión.

En esta línea se pronunció ayer la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que consideró que, en un contexto económico tan complejo como el actual, «es necesario subir los salarios», en tanto que al Ejecutivo le corresponde «empatizar con el malestar social» de la ciudadanía.

Díaz incidió en que, con una inflación del 10,2%, se hace necesario incrementar las nóminas porque hay familias que lo están pasando «realmente mal».