scorecardresearch

Tráfico multó al 32% de los chóferes en la última campaña

Josechu Guillamón
-

La DGT inicia hoy una operación de control de camiones y autobuses que se desarrollará durante toda la semana y que busca prevenir la accidentalidad de este tipo de vehículos

Imagen de un guardia civil en un control de carretera. - Foto: Eugenio Gutiérrez Martínez

Pese a que el 68% del parque de vehículos en nuestro país son turismos, el transporte de mercancías (camiones y furgonetas) tiene un peso importante en lo que a seguridad vial se refiere, ya que representa el segundo tipo de vehículo más numeroso que circula por nuestras carreteras (14% del total del parque) y están implicados en el 13% de los siniestros viales con víctimas ocurridos en el año 2020. 

 El parque de autobuses representa alrededor del 0,2% del total del parque automovilístico, estando implicados en el dos por ciento de los siniestros con víctimas.

La provincia de Albacete cuenta en la actualidad, con 424 autobuses y 27.743 camiones.

Estos datos, unidos al mayor índice de letalidad en el caso de siniestros con vehículos de mercancías de más de 3.500 kilos, ha llevado a la Dirección General de Tráfico a poner en marcha, entre los días 13 y 19 de junio de 2022 una nueva campaña de vigilancia y control de camiones y autobuses, después de la realizada entre el 7 al 13 de febrero del año en curso.

Sancionados.

Una nueva campaña, que parece muy necesaria si observamos los resultados que ofreció la anterior, en la que se sancionó al 32,47% de los conductores de camiones y autobuses controlados.

Durante una semana, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, como los de las diferentes policías locales de la provincia que se sumen a la campaña, controlarán autobuses y todo tipo de camiones, independientemente del país en el que estén matriculados, incidiendo la vigilancia y control en aspectos tales como la velocidad a la que circulan, las horas de conducción y descanso, el tacógrafo, el exceso de peso, los defectos técnicos del vehículo, la seguridad de la carga transportada, la documentación del vehículo y de la persona que lo conduce, el uso del cinturón de seguridad por parte de la persona conductora y de las personas ocupantes, la conducción bajo los efectos del alcohol u otras drogas o el uso del teléfono móvil.

 Si observamos la anterior campaña de este tipo, que se realizó entre el 7 y el 13 de febrero, podemos decir que los agentes de la Guardia Civil controlaron a 271 vehículos y que se pusieron 88 denuncias, lo que supone un 32,47% del total. Se trata de unas cifras algo inferiores a las de las anteriores campañas. 

En concreto, en la campaña llevada a cabo en febrero de 2021, se sancionó al 35,56% de los conductores, mientras que en la efectuada en octubre de 2021 se multó al 44,27% de los chóferes controlados, lo que la convierte en la campaña con peores resultados de los últimos años. Para encontrar unos datos más positivos tenemos que remontarnos a la campaña efectuada en octubre de 2020, que se saldó con el 20,25% de los conductores sancionados.

En cuanto a los denunciados en la última campaña hay que decir que de las 88 multas impuestas 21 fueron por no tener la documentación en regla, 16 por exceder el tiempo de conducción diaria o semanal, ocho por infracción ADR, cinco por el mal estado de los ejes y tres por el mal acondicionamiento de la carga, entre otras irregularidades.