scorecardresearch

La asociación de amigos del MUSS de Hellín edita un boletín

G. González
-

Desde Mussyphe han iniciado sus actividades «en busca de un museo más social»

Fotografía de la asamblea de la asociación de amigos del MUSS - Foto: Pablo Cánovas

La asociación de Amigos del Museo de Semana Santa y el Patrimonio de Hellín (Mussyphe), que preside Ángel Ñacle, ha iniciado sus actividades publicando un boletín mensual con el que busca «un museo más social», como cuenta en el artículo editorial que abre el número de mayo. Desde la asociación y el propio museo, según dicen, deben  trabajar «para ser cada vez más accesibles y responder a las necesidades de toda la ciudadanía, en especial, de aquellos colectivos que mayores dificultades tienen para la visita o que se encuentran en riesgo de exclusión social». Pero esa no es una cuestión asumible exclusivamente por los miembros de la asociación, sino que es «labor de todos» y con esa intención están pensadas «muchas de las actividades programadas o enproceso de preparación».

«Un gran museo». Para la asociación Mussyphe, en Hellín se cuenta «con un gran museo, concebido en el siglo XXI y que debe ser gestionado como tal, ya que los museos han nacido para poner el conocimiento y la cultura al alcance de la sociedad y hoy deben ser, cada vez más, centros dinamizadores y espacios abiertos al diálogo con los diversos movimientos sociales; actores de cambio social y de conciencia crítica; instituciones abiertas a la participación, valedoras del derecho ciudadano al acceso a la cultura y el patrimonio». Los boletines, de cuatro páginas a color, se editarán mensualmente y se repartirán gratuitamente en el propio Museo de Semana Santa, informando sobre aspectos destacados de la cultura y el patrimonio de Hellín, «un folio impreso a cuatro caras que, sin duda, cuando no estemos, será un documento con calor intrínseco, con su bagaje de cosas escritas que serán historia porque hablará de lo que antaño ocurrióa, del pensamiento e ideales de un grupo de gente que, en los años veinte del siglo XXI, quiso dejar constancia del amor por su tierra, de Hellín y su patrimonio». En los primeros números, además de informar de las actividades, se ha hablado sobre El entorno natural y las piezas del mes.