Las denuncias a los dueños de perros peligrosos bajan un 17%

J.G.
-

Ramón López cree que el descenso producido en el primer semestre del año se debe a la reducción del número de agentes más que a la concienciación ciudadana

Imagen de archivo de dos perros potencialmente peligrosos. - Foto: Marina Palacios

Las denuncias a los propietarios de perros potencialmente peligrosos descendieron un 17,24% en el primer semestre del año, según los datos facilitados por la Policía Local de la capital a La Tribuna de Albacete.
Según estas cifras, entre el 1 de enero y el 1 de julio de este año, los agentes pusieron 24 denuncias a los dueños de estos perros, frente a las 29 sanciones impuestas en el mismo periodo del año 2018. 
Según el jefe accidental de la Policía Local de Albacete, Ramón López, este descenso se debe especialmente al descenso en el número de agentes que se produjo el pasado mes de enero. «Creo que este descenso en el número de denuncias se debe principalmente a la disminución de efectivos que hemos tenido durante el primer semestre de 2019, debido a la jubilación anticipada de 20 policías, desde el principio del año contamos con 20 efectivos menos y eso se ha reflejado en las sanciones». 
En este sentido, añadía que se han realizado menos servicios no uniformados. «Ha habido menos servicios de paisano, que son los que principalmente detectan estas infracciones y creo que ese es el motivo, más que la concienciación de los ciudadanos, aunque ya va habiendo más concienciación».
Las sanciones. Para López es lógico que los propietarios de estos canes cumplan más con la normativa, debido a las elevadas sanciones que se imponen. 
En concreto, la infracción más habitual es la de no tener la documentación del perro, que está sancionada con una multa cuya cuantía va de los 1.501 a los 3.000 euros, ya que se considera muy grave. Y es que poseer un perro de los denominados potencialmente peligrosos implica que hay que tener una licencia municipal y obtener esa licencia está sujeta a otras condiciones, como el tener un seguro de responsabilidad civil, frente a los posibles daños que el animal pueda causar a terceros, por un valor mínimo de 120.000 euros. Además el dueño tiene que tener un certificado médico de aptitud.

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA