La nevada no provocó incidentes graves en sus primeras horas

A.G/L.B./G.G.
-

Las administraciones activaron todos los dispositivos de protección ante la previsión de que las precipitaciones arrecien, con aviso de nivel rojo hasta el mediodía del lunes en las comarcas de Almansa y Hellín

La borrasca Gloria no dejó incidencias graves durante sus primeras horas de paso por la provincia de Albacete, aunque sí muchas actividades suspendidas por precaución y un generalizado manto blanco, que alteró las condiciones de circulación en varias carreteras. 
La situación podría empeorar durante la jornada del lunes ya que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) subió a roja la alerta por nevadas en las comarcas de Almansa y Hellín (desde la medianoche de hasta el mediodía), con posibilidad de acumulaciones de nieve de hasta 20 centímetros. Después, y hasta el final del día, el aviso pasara a naranja, el mismo que se indicó para el resto de la provincia, donde el espesor de la acumulación podría estar entre 10 y 15.  
Fue en la zona de Almansa donde más se dejó notar la borrasca el domingo. Alrededor de media mañana, hizo aparición la lluvia en el casco urbano mientras que en esos mismos momentos en las zonas altas de la Sierra (Casa Alfonso, Pico Gallinero, Casa de la Sierra o la Segurana) comenzó a nevar de forma muy copiosa. A partir del mediodía, la lluvia dejó paso a una intensa nevada acompañada de una brusca bajada de las temperaturas que hizo que la sensación térmica fuese de bastantes grados por debajo de cero.
Una maquina quitanieves del dispositivo estatal retira la precipitación acumulada en una carretera de la comarca de Almansa. Una maquina quitanieves del dispositivo estatal retira la precipitación acumulada en una carretera de la comarca de Almansa. - Foto: Luis BoneteTodos los servicios de emergencias en la ciudad estaban en alerta y se mantuvieron a lo largo de la jornada en continua actividad. Además, se preparaban por si durante la noche se produjeran heladas para distribuir sal en aquellos puntos que fuese necesario. Desde Almansa Emergencias se informaba de que el aviso de nivel rojo comporta un nivel de riesgo extremo. Por ello, se ruega a los ciudadanos que extremen todas las precauciones, y si no es indispensable, se permanezca en los domicilios.
Mientras, en Hellín y Tobarra el día transcurrió con cierta normalidad, a pesar del frío. En la primera de esas localidades, se informó que «hasta que pase el temporal, el parque municipal también cierra sus puertas». Pese a la tranquilidad de la jornada, dado el nivel de aviso, también se recomendó a la población extremar precauciones.
Por parte de las administraciones, el Gobierno regional informó de que constituyó ayer el Centro de Análisis y Seguimiento Provincial (CASP), en la Casa Perona.
A la reunión de ese comité asistieron el delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos; el subdelegado del Gobierno en Albacete, Miguel Juan Espinosa; el vicepresidente de la Diputación provincial, Fran Valera; la jefa provincial de Tráfico, Cruz Hernando; el teniente coronel jefe de la Guardia Civil, Jesús Manuel Rodrigo Sánchez; el delegado provincial de Fomento, Julen Sánchez; el delegado provincial de Educación, Cultura y Deporte, Diego Pérez; la delegada provincial de Sanidad, Blanca Hernández; la delegada provincial de Bienestar Social, Antonia Coloma; la jefa de Servicio de Protección Ciudadana, Cristina Verdú; y el coordinador de emergencias provincial, Juan José Alarcón. Además, el director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig, informó por videoconferencia.