scorecardresearch
Javier López-Galiacho

Javier López-Galiacho


Caja de reclutas

28/06/2022

El caserón palacio que fue nuestra Caja de Reclutas, para aquellos que tuvimos la suerte de prestar el servicio militar, celebra su centenario. Un bellísimo edificio cuya imaginación y diseño se debe al gran Daniel Rubio que se lo edificó al doctor Arturo Cortes para vivienda, consulta y un pequeño sanatorio. Rubio legó a Albacete inmuebles tan singulares como el señorial Gran Hotel y la Casa del Hortelano, sede actual del museo de cuchillería y palacio que en su día conocimos como la Casa de las hermanas Flores. La Caja de Reclutas, sede hoy de la Subdelegación de Defensa que lidera el buen coronel Miguel Ángel de la Torre, fue sede del Gobierno Militar. Uno siempre recuerda, camino del Instituto frente al campo de fútbol del Albacete, a aquellos jóvenes, la mayoría del reemplazo de voluntarios, haciendo guardia en su coqueta puerta y cuadrándose cuando sus superiores, llenos de estrellas y barras, entraban por la puerta. A la Caja fuimos a tallarnos y a pasar un pequeño reconocimiento médico cuando nos llamaron a filas al cumplir 18 años. Allí prestaba sus servicios el capitán medico De Miguel, buen amigo de mi familia, presidiendo el tribunal médico militar de exclusiones. A mí no me libró nadie y al acabar mis estudios de Derecho y al no pedir más prorrogas, sorteé en enero de 1987, tocándome Sevilla y como destino su Malzir Sur en el viejo hospital militar; un fantasmagórico, pero bellísimo edificio que fue sede de la Exposición Iberoamericana de la ciudad hispalense. No les voy a contar aquí mi historia de la mili, pero sí que les confieso que ha sido una de las experiencias más fértiles de mi vida. Es más, creo que a todos los jóvenes de España les vendría muy bien pasar unos meses bajo la disciplina militar. Albacete ha estado muy unida al Ejército. La presencia en nuestra ciudad de la Base y su mítica Ala 14, de la propia Maestranza Aérea, del polvorín de Chinchilla, de nuestra querida Guardia Civil o del mismo Centro Nacional de Adiestramiento de Chinchilla, son hitos en el hermanamiento de Albacete con nuestro Ejército. Feliz aniversario y ¡siempre a sus órdenes!