scorecardresearch

Premio a la composición

Antonio Díaz
-

Javier Artés Arlandis recibe el premio de composición de la Fundación Sociedad General de Autores de España por 'El gran Mondúver', que estrenó la Sinfónica Municipal de Albacete

Javier Artés Arlandis al frente de una de las agrupaciones que dirige. - Foto: Clara Morat

El director y compositor Javier Artés Arlandis obtiene un nuevo premio que se suma a su extenso palmarés nacional e internacional. En esta ocasión, la Fundación de la Sociedad General de Autores de España lo distinguió por su composición para Banda Sinfónica El gran Mondúver, como creación musical del año 2021.

Javier Artés destacó la importancia de este galardón de la SGAE, «porque realiza todos los años un programa de incentivos a la creación musical y como yo había editado con Tot per L'aire, El gran Mondúver y la Banda Sinfónica Municipal de Albacete la estrenó en noviembre, en el Auditorio Municipal, vino muy bien porque en las bases del certamen había que presentar una composición  que hubiese sido editada y estrenada en concierto, en este caso por una banda. El jurado, entre las 10 obras que se eligieron, tuvo a bien premiarla».

Subrayó el compositor el gran espaldarazo a su carrera que supone este galardón de la Fundación de la Sociedad General de Autores de España, «porque, aparte de la dotación presupuestaria que supone, en las tres categorías, en este caso es la segunda de ellas, Obra para Banda Sinfónica,  es una enorme satisfacción, por el prestigio que supone que la Fundación SGAE te haya concedido este premio».

La pieza premiada, El gran Mondúver, explicó Javier Artés, «es un poema sinfónico, para banda, de unos 15 minutos de duración y está basada en una montaña de Xeresa, muy próxima a Gandía, y describe diferentes paisajes y acontecimientos históricos que tuvieron lugar, como la invasión de las tropas almorávides, que lucharon contra El Cid. Me basé precisamente    en esos acontecimientos históricos y en la descripción musical del paisaje, sin olvidar aspectos como la fauna y la flora, para crear un poema sinfónico».

El compositor apuntó que «en estos momentos trabajo mucho,  estoy a caballo,  justamente entre Albacete y Valencia, yendo y viniendo, podemos decir por los lazos familiares y profesionales».

Ahora, resaltó «estoy componiendo mucho, con varios proyectos para estrenar, pero por el momento, por así decirlo, no están rematados para enseñárselos al público, aunque sí tengo varias obras que estrenaré en el extranjero también. Dentro de mi catálogo, es verdad que las obras más relevantes serían El gran Mondúver, así como la banda sonora de La búsqueda, que fue finalista en un concurso de composición de bandas sonoras a nivel nacional».

Entre sus prioridades, destacó, en cuanto a composición, «tengo que abrir el abanico todavía más, porque hasta ahora casi el 80 por ciento de mis composiciones son para banda sinfónica, porque es donde más me estoy moviendo, pero compongo también para orquesta o para percusión».

Como es compositor y director, valoró ambas facetas, «que son necesarias y con ellas te puedes retroalimentar». También destacó la importancia que tuvo su premio de composición del Museo de la Cuchillería, «que fue convocado para tener su propio Himno de la cuchillería y efectivamente, mi obra, por unanimidad, fue premiada, algo que fue muy importante, porque suele interpretarlo la Banda Sinfónica Municipal de Albacete».