«Es muy interesante la fusión de mundos en 'Senderos'»

A.D
-

Ya está disponible Senderos en el Museo Municipal de la Cuchillería de Albacete. Una inmejorable ocasión para realizar una visita a la institución y encontrar este libro de haibun, editado por Ezequiel Soriano Gómez

Ezequilel Soriano Gómez.

Ya está disponible Senderos en el Museo Municipal de la Cuchillería de Albacete. Una inmejorable ocasión para realizar una visita a la institución y encontrar este libro de haibun, editado por Ezequiel Soriano Gómez, que explicó a La Tribuna de Albacete las singularidades de esta obra, que recoge los premios de dos ediciones del concurso Albacete, ciudad de la cuchillería.
¿Qué encontrará el lector en Senderos?
Senderos, básicamente, es el libro que recopila y recoge en sus páginas las dos primeras ediciones del concurso internacional de haibun, Albacete, ciudad de la cuchillería, pero no solo estas.
¿Qué buscó como editor en esa obra?
Como editor, intenté hacer un libro que uniese motivos japoneses, acaso algo más minimalistas, con algo tan típico de Albacete como es la cuchillería y las colecciones del museo, de navajas, tijeras y otras muchas piezas.
En esta ocasión, la Asociación de la Gente del Haiku en Albacete (AGHA) me encargó el proyecto y en mi caso, con una gran cantidad de material, lo que hice fue ordenarlo y disponerlo en formato libro, para que fuese atractivo y cómodo para el lector.
¿Dos ediciones del premio?
Así es, recoge las dos ediciones del concurso internacional, con los primeros premios y otros haibun seleccionados. Aparte, hay algunos haibun más de los miembros del jurado, incluso otros que llamo en el libro maestros artesanos, gente más experimentada en la escritura de haibun.
Además, hay textos muy interesantes sobre el Museo Municipal de la Cuchillería y termina con una obra de teatro sobre la cuchillería y el haiku. Como puedes comprobar, dispuse de una cantidad altísima de material en relación a esta literatura japonesa y la cuchillería. 
¿Una tarea compleja?
La verdad es que sí fue una tarea compleja, sobre todo por la disposición, porque como me encargué de diseño y maquetación, también intenté darle coherencia a la fuente, a la disposición de los textos. En otros libros que me encargó la AGHA, sobre haiku, había una determinada disposición, pero en este caso era distinto, el haibun tiene la misma esencia, sencillez, pero es prosa. El proceso fue entonces realmente muy interesante.
Creo que la edición quedó bien, las críticas han sido muy positivas porque dicen que es un libro cómodo y también bonito. Incluso, como complemento, se incluyen tres artículos, más teóricos, sobre el haibun y cuál ha sido su desarrollo en España. 
¿Cuál es el aspecto más interesante, a su juicio?
Es muy interesante la fusión de mundos en Senderos, con motivos albacetenses y manchegos, dispuestos en un formato japonés. Esa mezcla, que está presente en estos haibun, es positiva sin duda.
¿Qué proyectos literarios tiene?, ¿mucho trabajo?
Ahora qué hacemos, es la gran pregunta. Veamos, estoy encantado con estos trabajos que me encomendó la Asociación de la Gente del Haiku en Albacete (AGHA), porque los procesos para hacer un libro que incluya haiku o haibun, son interesantísimos y puede haber otros en el futuro. 
Te puedo confirmar que es algo que me da mucho pie a crear, a jugar con los diseños y desarrollar la creatividad y eso siempre es interesante a todos los niveles.
Por cierto, ¿hay algún haibun del editor en Senderos?
En este caso no. Sí que soy lector, pro no escribo haibun.