scorecardresearch

Skysphere concept: un Audi abierto al futuro

SPC-Agencias
-

La firma de los cuatro aros muestra su nueva filosofía, un prototipo descapotable de dos puertas y propulsión eléctrica

Skysphere concept: un Audi abierto al futuro

Audi ha desvelado las primeras imágenes y características del skyshpere concept, un deportivo cien por cien eléctrico cuyas líneas muestran el camino que tomará el diseño de los modelos del mañana de la marca alemana.

Para diseñar este innovador concept car, el responsable del estudio de diseño Gael Buzyn y su equipo, las mentes creativas detrás de este proyecto, se inspiraron en un modelo clásico en la historia de la compañía: el Horch 853 roadster, una referencia del lujo en la década de los años 30.

Un motor eléctrico situado en el eje trasero se encarga de suministrar la potencia a las ruedas de este eje. Con una potencia de 465 kW (632 CV) y un par máximo de 750 Nm, el roadster, que apenas pesa alrededor de los 1.800 kilos y que acelera de 0 a 100 km/h en apenas 4 segundos.

Skysphere concept: un Audi abierto al futuroSkysphere concept: un Audi abierto al futuroLos módulos de la batería están situados principalmente detrás del habitáculo, una configuración ideal para el centro de gravedad y la dinámica del vehículo, según ha señalado la compañía germana en un comunicado. El resto de módulos se ubican entre los asientos, en el túnel central del habitáculo del skysphere, una posición que también favorece el dinamismo.

La capacidad de la batería es de más de 80 kWh, lo que permite una autonomía de más de 500 kilómetros de acuerdo con la norma WLTP utilizando el programa GT.

En cuanto a sus dimensiones, con 5,23 metros de longitud frente a 5,19, y 1,85 metros de anchura frente a 2,0, se ven las similitudes entre el legendario Horch 853 descapotable y el concept car Audi skysphere.

Sin embargo, la diferencia más llamativa se encuentra en la altura: el Horch, con su icónico diseño, alcanza hasta 1,77 metros, según la forma de la carrocería; mientras que su descendiente autónomo, el Audi skysphere, se queda a 1,23 metros del asfalto en modo Sport, bajando la posición del centro de gravedad y optimizando la aerodinámica.

En el frontal, aunque ya no hace las veces de rejilla de ventilación para el radiador, destacan la típica parrilla Singleframe de la marca de los cuatro aros y el emblema iluminado con un diseño tridimensional. Toda la parrilla y las superficies adyacentes laterales están diseñadas con elementos LED blancos.

La parte trasera está dominada por una superficie LED controlada digitalmente que se extiende a lo ancho del vehículo, mientras el resto cuenta con innumerables LED rojos que se esparcen como si fueran rubíes. Cuando se encienden y apagan los grupos ópticos traseros, los reflejos crean efectos dinámicos de iluminación y sombras.

Audi quiere que el espacio que rodea a los pasajeros (esfera) se convierta en una experiencia para ellos en los próximos concept cars, el skysphere, el grandsphere y el urbansphere. Esto se debe a que los tres vehículos están diseñados para una conducción autónoma de nivel 4, lo que significa que, en determinadas situaciones de carretera y tráfico definidas, el conductor no tiene que intervenir y puede delegar toda la responsabilidad de la conducción en el coche.

Por ello, los elementos de control, como el volante y los pedales, pueden desplazarse hacia una posición invisible y desaparecer por completo. De esta manera los pasajeros pueden relajarse, disfrutar del paisaje o interactuar con Internet y el mundo gracias a la conexión que permite el ecosistema digital del Audi skysphere.