La leche de cabra para bebés chinos sostendrá al sector

S.L.H
-

No obstante, Asaja pide que se minimicen los daños en las explotaciones ganaderas de la región tras las condiciones meteorológicas adversas sufridas y que han provocado «una considerable merma» de los pastos y forrajes.

La leche de cabra para bebés chinos sostendrá al sector - Foto: Rubén Serrallé

La Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Castilla-La Mancha emitió hace escasos días su balance de la agricultura y la ganadería de 2019, en donde repasa la situación actual y futura de sectores como el vino, el aceite, el ajo, los cereales, los frutos secos y la ganadería en la comunidad autónoma.
En lo que se refiere a este último apartado, Asaja lamenta que la sequía siga siendo, a día de hoy, uno de los principales problemas para los ganaderos de la región.
Las condiciones meteorológicas adversas, recoge el informe, han provocado «una considerable merma» de los pastos y forrajes, por lo que los ganaderos han tenido que complementar la alimentación de la cabaña con suplementos, haciendo frente a un incremento de alrededor del 20 por ciento en los costes de producción. 
Para una explotación media de 200 vacas, pone la patronal agraria de ejemplo, el gasto -solo en pienso concentrado- es superior a los 8.000 euros en unos cuatro meses, sin contar el gasto en forrajes y suministro de agua.
Por ello, tal y como ya han puesto en marcha otras comunidad autónomas, desde Asaja Castilla-La Mancha piden que se minimicen los daños en las explotaciones ganaderas de la región.
 

Ovino y caprino. El sector ovino, tanto de leche como de carne,  explica la organización agraria, tuvo un inicio de año «nefasto» en cuanto a precios.
Con el avance de 2019, los datos mostraron una bajada en el número de ganaderos y de producción de leche. Esto supuso un pequeño repunte en el precio de la leche entrado el verano.
En estos momentos, los ganaderos tienen los precios muy ajustados y no se muestran demasiado optimistas, lamenta la patronal agraria, que, no obstante, aventura que todo apunta a que el sector mejore, aunque «con grandes dudas de cómo será el inicio de 2020».
Sin embargo, el sector caprino está reviviendo los mejores momentos de la última década, con buenas perspectivas para este año. De hecho, el aumento de las exportaciones chinas de leche en polvo de cabra para bebés apunta «buenas perspectivas» para el caprino en el mercado internacional. 
A pesar de ello, no hay un aumento de cabezas ni explotaciones en Castilla-La Mancha, porque el acceso al inicio de esta actividad es demasiado difícil, no solo económicamente sino también administrativamente hablando, lamentan.
Sanidad animal. Los programas de sanidad animal y las enfermedades de los animales siguen trayendo quebraderos de cabeza al sector con enfermedades como la tuberculosis, la peste porcina africana o la brucelosis, alertan desde la patronal agraria.
Castilla-La Mancha, junto con la Comunidad Valenciana, han sido las dos únicas regiones que no cumplieron en el año 2018 los objetivos de reducción de prevalencia de la tuberculosis bovina fijada para ese ejercicio. En Castilla-La Mancha se pasó de una prevalencia del 10,35 por ciento en 2017 al 20,67 por ciento un año después, frente a un objetivo fijado para ese año del 6,10 por ciento.
En lo que respecta a la brucelosis, tanto bovina como caprina, concluye el balance de Asaja, los informes del Ministerio competente destacan que están prácticamente erradicadas enEspaña.