scorecardresearch

Pogacar ya es líder del Tour tras ganar en Longwy

Europa Press
-

El ciclista esloveno gana la sexta etapa disputada entre Binche y Longwy sobre 219,9 kilómetros y vestirá ya el maillot amarillo

Pogacar ya es líder del Tour tras ganar en Longwy

El ciclista esloveno Tadej Pogacar (UAE Team Emirates) ha ganado este jueves la sexta etapa del Tour de Francia, disputada entre Binche y Longwy sobre 219,9 kilómetros, y además vestirá ya el maillot amarillo de líder después de que Wout van Aert (Jumbo-Visma) intentara una gesta como escapado que le dejó reventado.

La lió Pogacar en el pavés de la quinta etapa y logró 13 segundos de margen como mínimo sobre la mayoría de sus rivales. Esta vez, en un final muy clasicómano en la etapa más larga de esta ronda gala, aplastó de nuevo al resto en un esprint que picaba hacia arriba para demostrar que es el más fuerte del momento.

Tras una jornada muy rápida marcada por la lucha por la fuga y con esa aventura brutal de Van Aert --cedió 7:28 minutos en meta--, Pogacar se sitúa ya como líder de la general provisional por delante de un Neilsson Powless (EF Education-EasyPost) que no será líder por la bonificación en meta para el esloveno, que sigue imparable en el arranque de Tour.

Los 800 metros de la Cote de Pulventeux (3ª categoría, con 12,3 por ciento de pendiente media) a 6 kilómetros de la meta no fueron tan claves como se esperaba. En ellos atacó Alexis Vuillermoz (TotalEnergies), que no aspira a ganar el Tour, y sacó la cabeza a modo de aviso Pogacar. Poco más.

El cambio de ritmo de Tadej Pogacar sí sirvió para eliminar a muchos velocistas que iban ya con la lengua fuera. Se quedó con los mejores el australiano Michael Matthews (BikeExchange), pero fue segundo en meta sin poder disputarle el triunfo al nuevo líder, que muda el maillot blanco de mejor joven al amarillo de mejor absoluto.

Si bien ayer fue Primoz Roglic (Jumbo-Visma) el mayor damnificado por una caída --se dislocó el hombro y perdió unos dos minutos con su compatriota--, esta vez fueron Aleksandr Vlasov (BORA-hansgrohe) y el español Enric Mas (Movistar Team) los que pringaron. El del BORA, que se fue al suelo, más si bien perdió 5 segundos. El balear, que no llegó a caerse, se reenganchó y entró con los mejores.

Este día nos brindó otra exhibición de Wout van Aert. Pocos corredores son capaces de hacer lo que hizo, y menos vistiendo el maillot amarillo de líder. En la etapa más larga de este Tour de Francia, el belga peleó hasta meterse en la fuga del día junto a Quinn Simmons (Trek-Segafredo) y Jakob Fuglsang (Israel-Premier Tech) y terminó, obvio, por irse en solitario en un pulso de peso contra el pelotón.

Pese a que costó más de 70 kilómetros hacer la fuga del día, con ataques previos de hombres de importancia como Jonas Vingegaard (Jumbo-Visma) o el mismo vigente campeón Pogacar, finalmente Van Aert logró su objetivo y no pudo ser cazado hasta 11,1 kilómetros de la meta. Ahí terminó su aventura y su liderato, pues al final no pudo seguir el ritmo del gran grupo. Pero dijo adiós al amarillo con valentía, pundonor y brindando un gran espectáculo.

Este viernes llega la montaña y el primer final en alto de este Tour, que será en La Super Planche des Belles Filles, a la que llegarán después de 176,3 kilómetros desde la salida en Tomblaine y tras superar dos puertos de 3ª categoría (Col de Grosse Pierre y Col des Croix).

La subida final será a La Super Planche des Belles Filles, un puerto de 1ª categoría de 7 kilómetros de ascensión con una pendiente media del 8,7 por ciento y muchos tramos prolongados y largos por encima del 10 por ciento, y con una rampa final al 24 por ciento para que, quien pueda, deje su sello.