scorecardresearch

«La huelga de la siega fue un éxito en Campos de Hellín»

G.G.
-

«Hubo algún altercado en Hellín y Tobarra y se procesó a tres personas»

El historiador Francisco José Peña - Foto: G.G.

Francisco José  Peña Rodríguez es licenciado y doctor en Filología Hispánica por la Universidad Autónoma de Madrid, Máster en Historia Contemporánea y en la actualidad profesor de Lengua Castellana y Literatura en el IES José Conde García de Almansa, autor de distintos trabajos, entre los que destacan unos Apuntes sobre el habla de Tobarra (Albacete) y otros sobre la historia local y de la comarca Campos de Hellín, publicados en distintos medios, como el que acaba de ver la luz en la revista Cuadernos Republicanos sobre la Movilización campesina en los campos de Hellín (1934): De la huelga de la siega a la revolución de Asturias. Ahora trabaja en el proyecto de un libro encargado por una editorial.

¿Qué características tuvo la revolución campesina de 1934 en los Campos de Hellín?

En los Campos de Hellín, en 1934, fundamentalmente predominó la entrega sindical a la huelga de la siega del mes de junio como fórmula de presión por las condiciones laborales y sobre todo salariales en el campo. Era oportuno porque fue un año de una excelente cosecha (1932 también lo había sido) y además coincidía con la recolección de algunos frutales. 

La posterior movilización campesina respecto a la Revolución de Asturias fue prácticamente mostrar solidaridad con los obreros asturianos, pero problemática en la comarca apenas hubo, salvo puntualmente algún altercado en Hellín y Tobarra que derivó en el procesamiento de tres personas.

¿El resultado de la huelga de la siega fue como en el resto de España?

A nivel nacional la huelga de la siega fue un fracaso por la pronta retirada de la convocatoria. Sin embargo, en la comarca duró tres días más y la presión fue efectiva porque coincidió con la recogida del albaricoque.

La huelga fue un éxito en la comarca, ¿pero contribuyó a mejorar la vida de los campesinos?

No. La vida campesina continuó por los mismos parámetros. Más aún, en la posguerra se usó lo ocurrido en 1934 en los procesos sumarísimos contra los encartados.

¿Cómo era la vida en los Campos de Hellín en esa época. Giraba todo alrededor de los trabajos del campo?

La inmensa mayoría de la población activa durante la Segunda República se dedicaba al campo; únicamente existía industria en el término municipal de Hellín, centrada en la extracción de azufre en la pedanía de Las Minas. El sector primario era predominante en la comarca, aunque el territorio había vivido algún tiempo atrás algo mejor como consecuencia de la época dorada del esparto. 

El hecho de que la inmensa mayoría de los pueblos se dedicaran a la agricultura nos da una visión oportuna de por qué en los campos de Hellín, en 1934, había 4.300 afiliados sindicados.

Se entiende que los vecinos de los Campos de Hellín, por aquella época, eran votantes de los partidos de izquierda, ¿es así?

Durante la Segunda República la comarca se inclinó claramente por los grupos de izquierdas, sobre todo por los socialistas. Únicamente dos localidades se mostraron claramente derechistas, Liétor y Fuente Álamo.

Se trata de una época desconocida en gran parte por los habitantes de estos pueblos...

La República y la Guerra Civil son aún dos episodios desconocidos para la gran mayoría. En mi caso, estoy preparando un estudio amplio al respecto.