scorecardresearch
José Manuel Patón

LA PLUMA CONTRA LA ESPADA

José Manuel Patón


Ganar dinero

05/01/2022

A todos nos gusta la pasta. Acaba de salir una noticia según la cual Irene Montero ha multiplicado por 100 su patrimonio. Nada más fácil, porque si tenía 8 ó 10.000 euros ahorrados cuando llegó al gobierno, el que tenga ahora un millón, tampoco es para tirar cohetes. Tenemos que tener en cuenta que además de un sueldo de 6 ó 7.000  euros al mes, tendrá comisiones, sueldo de ministra, coche oficial con lo cual no se gasta un chavo en ir y venir, y además lo que le pase el ministro laureado con una medalla monárquica, señor Iglesias. Sí, sí, el señor Iglesias ha recibido una condecoración monárquica, lo que quiere decir que si nos metemos contra la monarquía, nos  ponen una chapita en la solapa de la propia monarquía. El señor Iglesias sí que se ha debido forrar, porque ya se ha retirado, y todos sabemos que cuando alguien se retira de la política … Bono, González, Zaplana …, es por el maldito parné.
Un político gana más fuera de la política que dentro, porque o lo tiene guardado y lo va sacando de a poquito, para que no 'cante', o va dando conferencias por ahí cobrando una pasta, o está involucrado en unas maletas que no han pasado las cintas del reparto en Barajas, como alguno.
Total, a lo que íbamos, de torero me meto a albañil chinda chinda chinda chin; así le pasó a Fraga, que de ministro terminó pobre. El ejemplo a seguir fue tan malo, que ahora de albañil me meto a torero. ¿En qué ruedo? De cartero hasta ministro. Ahora nombran ministros a gente que no ha estudiado ni la 'o' con un canuto, sobre todo en la izquierda donde basta levantar el puño con la mano izquierda, sujetar una bandera con la derecha, y poner cara de estar chillando para que te saquen en primera plana de algún periódico progre. Ahí te lo llevas seguro. Sobre todo si eres guapa, -pero solo lo saben en tu barrio y algunos amigos cercanos-, tienes siempre la posibilidad de quitarte la camiseta o mojártela, y entrar en cualquier iglesia con los pechos al bote gritando 'arderéis como en el 36', frase que nunca he sabido interpretar del todo. La protagonista no fue Rita Hayworth, sino la Maestre, que también ha prosperado económicamente con el numerito.
Pinito del Oro, famosa trapecista que se hizo rica en la cuerda floja, terminó escribiendo libros. Ahí la esperaba yo. Empieza uno de trapecista y se convierte en intelectual, sobre todo si te pagan más diciendo tonterías impresas que dando saltos mortales. Hoy le ha tocado a las chicas el pitorreo, pero prometo escribir otro dedicado a los chiques y a los chicos, que también hay alguno que haciendo más que pinitos se ha convertido en ministro. Total el dinero no lo es todo ni da la felicidad si te sobra, y sobre todo, si lo has sacado de las arcas públicas donde según doña Carmen Calvo, ex ministra y economista de profesión, el dinero público se puede derrochar porque según ella no es de nadie, es dinero fácil sobre todo si recibes una subvención para taparte la boca.
En definitiva, lo que no se arregla con dinero se arregla con … más dinero, y si es público mejor.