scorecardresearch

Madrigueras: el linaje de la viña

Ana Martínez
-

Este municipio de la comarca de La Manchuela se ha convertido en polo de atracción de nuevas familias, gracias al empleo que oferta su sector industrial, la confección y el campo

Amparo Martínez García, en la plaza de Ramón y Cajal de la localidad. - Foto: José Miguel Esparcia

Madrigueras cuenta con casi 3.000 hectáreas de viñedo según el registro vitícola del año 2021. Es una de las pocas localidades de la provincia de Albacete que no solo ha contenido población frente a la España vaciada, sino que ha ganado residentes empadronados en los últimos años, gracias al florecimiento de su polígono industrial, que ha provocado que muchos habitantes de otras localidades vecinas hayan establecido su residencia en Madrigueras.

Amparo Martínez es una madriguereña de nacimiento que durante su vida laboral trabajó de contable en la industria cuchillera, de gran calado en el municipio. Uno de sus lugares favoritos es la plaza de Ramón y Cajal, un espacio triangular en el que se localiza la Casa Consistorial y uno de los templos más significativos de la comarca de La Manchuela: la iglesia parroquial bajo la advocación de San Pedro y San Pablo, que cuenta con una portada de estilo rococó y unas bonitas columnas jónicas y tarjas de rocalla, así como un retablo que fue tallado en los años 40 del siglo pasado.

Frente al templo se encuentra un antiguo pilón, donde cuentan que durante la Guerra Civil, los integrantes de las Brigadas Internacionales se bañaban aunque el agua estuviese congelada.

Porque si algo puso a Madrigueras en el mapa internacional fueron ellas, las Brigadas Internacionales, unidades militares formadas por voluntarios extranjeros que llegaron a España para luchar contra Franco, y que ocuparon numerosas viviendas y edificios del municipio madriguereño. Hasta llegaron a denominar la plaza principal como Plaza Roja.

Con un museo recientemente inaugurado para luchar contra el olvido y preservar la memoria histórica, Madrigueras ofrece también a los amantes del pasado la ruta de  las Brigadas Internacionales que pasa por la casa de Isabel Fuentes, una vivienda solariega del siglo XVIIIcon portada en piedra que actuó como cuartel de estas unidades de voluntarios, como lo hicieron también las casas de Jesús Casas y María Paños.

La ruta recorre numerosos espacios históricos que a día de hoy conservan trazos de ese paso y que Madrigueras recuerda con la avenida de las Brigadas Internacionales y con una placa que rinde homenaje al brigadista y escritor inglés Tom Wingtringham, conocido como el teniente inglés.

«Antiguamente, en el pueblo, las Brigadas Internacionales eran un tabú, no se podía hablar de su presencia en el pueblo, porque dividía a la gente, había mucho silencio sobre este tema», reconoce Amparo Martínez, que asegura que una buena mayoría de los votantes madriguereños se considera de izquierdas, aunque «hay de todo, no puede ser de otra manera». 

(MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA Y EN LA APP DE LA TRIBUNA DE ALBACETE)