scorecardresearch

"La pandemia trajo cambios en nuestra manera de hablar"

Antonio Díaz
-

La investigadora y lingüista albacetense está inmersa en un proyecto consistente en difundir los resultados sobre 'Neología en tiempos de pandemia'

La joven investigadora albacetense, Carmen Oliva. - Foto: C.O.

C armen Oliva Sanz, que estudia quinto de Traducción e Interpretación y Estudios Ingleses en la Universidad de Córdoba, está embarcada en un interesante proyecto 'Neolo...¿Qué?' La albacetense comentó las singularidades de esta iniciativa que analiza las nuevas palabras surgidas durante la pandemia de Covid.

¿Qué características tiene ese proyecto?

El proyecto forma parte de la Beca de Colaboración que otorga el Ministerio de Educación y Formación Profesional y, para la Beca, dentro de los Departamentos de la Universidad, como trabajo con Ciencias del Lenguaje,  propuse un proyecto de investigación que consiste en difundir los resultados de mi trabajo de Fin de Grado, sobre Neología en tiempos de pandemia. El trabajo aparece  en una revista académica y también se acerca al público,  sobre todo a través de redes sociales y prensa. 

¿Un trabajo peculiar?

La idea me la dio mi abuela Mari Carmen porque estábamos viendo las noticias y hablaban de Covid, FFP2 y otras. De repente, me dijo que esas palabras no había quién las entendiese... Pensé que tenía todo el sentido del mundo porque en pandemia se utilizaba un lenguaje muy especializado, relacionado con lo que yo estudio y surgió la idea de analizar qué ha hecho la pandemia en nuestro vocabulario, en la forma que tenemos de hablar. Lo más relevante es estudiar eso en prensa, por eso mis textos se basan en periódicos, para sacar de ahí toda la información.  

¿Qué resultados obtuvo?

Con la investigación, estudié tanto la Gripe A como el Covid, con resultados muy interesantes, porque solo seleccionando datos, de 40 palabras estudiadas, 27 eran neologismos.  

Comprobamos que en prensa aumentó la especialización, las noticias se consideran textos divulgativos, pero analizando la cantidad de términos específicos, técnicos, nos hemos dado cuenta que no es que se hayan convertido en textos especializados, pero sí están cerca de lo que se considerarían textos semiespecializados. 

(MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA Y EN LA APP DE LA TRIBUNA DE ALBACETE)