Fernando del Diego pide disculpas con un cóctel

EMILIO MARTÍNEZ
-

El autor pide disculpas por unas declaraciones negativas sobre el ocio nocturno albacetense

Fernando del Diego pide disculpas con un cóctel

Todos los cócteles tienen su historia y su por qué. Cual acontece con Noche de Albacete, la última y más reciente creación de Fernando del Diego, propietario de uno de los establecimientos especializados más célebres de Madrid. Y es que en una entrevista que le hicieron unos días atrás en un periódico de tirada nacional se quejaba del mal momento que están pasando bares y restaurantes en particular y el ocio nocturno de la capital española en general.  En ella afirmaba que Madrid parecía una capital de provincia, y puso el «desafortunado ejemplo» -como lo califica- de Albacete. Un error del que está arrepentido, aunque matiza que su idea no era despectiva, porque sólo se refería a que, en este aspecto, una gran ciudad como Madrid se parecía a una más pequeña. En cualquier caso, aprovecha esta conversación con La Tribuna para disculparse y pedir perdón a «toda la buena gente de Albacete».
Añade que la entrevista fue muy larga, en forma de conversación informal y con muchas preguntas y casi al final le hizo la de cómo veía la situación: «Sin pensarlo, puse el primer ejemplo que se me vino a la cabeza, insisto no en plan de ofensa, y no creía que fuera a tener la repercusión que ha tenido». Aunque su hermano David, al frente con él del conocido Del Diego Cocktail Bar -sito en la calle de La Reina, en pleno centro de Madrid, a un paso de la Gran Vía- , le avisó en cuanto leyó la entrevista, como también cuenta a La Tribuna: «Sí, verás cómo se enteren de esta metedura de pata». 
Y, naturalmente que en Albacete se enteraron y, además, Javier Galiacho en su columna semanal de opinión en La Tribuna lo refirió críticamente, tanto en su nombre como en el de la Asociación Cultural Albacete en Madrid, de la que es vicepresidente. «Creo que no nos podemos callar y es menester hacer llegar el malestar a quien ofenda públicamente el nombre de nuestra ciudad o provincia y de sus ciudadanos». De inmediato, Fernando contactó con Javier pidiendo disculpas y rogando que las transmitiera a Albacete, lo que ha hecho también con otros albaceteños que van por su local. Todo ello bajo la sabia decisión, cual explica Galiacho, de que rectificar es de sabios: «Es un detalle que le honra».
Más allá de estas disculpas, el protagonista de este entuerto pensó que, también en desagravio profesional, nada mejor que crear un cóctel nuevo e incorporarlo con todos los honores a la carta de su establecimiento frecuentado por mucha público, entre él bastante de alto nivel y gran número de famosos. Así nació Noche de Albacete, que ya está siendo consumido como la última novedad de la coctelería, con el añadido de las explicaciones que los dos hermanos Del Diego ofrecen a los que lo piden. «En ese aspecto estamos muy contentos de la repercusión positiva», puntualiza David.    
Se trata de un cóctel que lleva una atractiva mezcolanza de ingredientes que Fernando no le importa descubrir, porque el secreto está en la cantidad de cada uno: mistela, ron añejo, vermut rojo, chocolate y angostura de naranja. Detalla que, dadas sus raíces manchegas por parte de su madre, nacida en la localidad ciudadrealeña de Pedro Muñoz, se le ocurrió incluir la mistela, poco frecuente en este tipo de combinaciones, como recuerdo a la que se tomaba, con los mantecados o como cierre de una reunión familiar o de amigos, en este pueblo y en toda la región incluyendo Albacete en la época de Navidad y que cree que, entonces como ahora, se sigue consumiendo. 
Luego, tras ese ingrediente principal que es la mistela, hay que darle a la mezcla unos toques sutiles con la angostura, el ron añejo y el chocolate, «porque el sabor dulce de la mistela hace un perfecto matrimonio con unos toques del resto de ingredientes y es idóneo para tomarlo a cualquier hora, sobre todo después de comer o cenar», concluye el creador de Noche de Albacete. Quien agrega que, como en todos sus productos, siempre intentando buscar la simplicidad tanto de sabores como de componentes, bajo su máxima profesional de que en Del Diego siempre «menos es más», como todo en la vida.
A esta referencia de sus orígenes manchegos se une otra sobre la mayor ciudad de Castilla-La Mancha que es Albacete, donde los hermanos han estado en multitud de ocasiones y que afirma conocen bien. «Ya sabemos por los muchos buenos clientes albaceteños que tenemos, algunos famosos como Pedro Piqueras, Raúl Cimas, Julián Valcárcel, Juan Luis López Galiacho y el tristemente desaparecido Constantino Romero, que lo más importante de Albacete es su gente, su hospitalidad cariñosa y su generosa comida, que en tantas ocasiones mi hermano y yo hemos tenido la suerte de disfrutar».
Agrega que su recorrido por Albacete tiene una rutina invariable, porque les encanta primero ir a tapear a la zona de la calle Tejares, «con unos establecimientos como todos los albaceteños con una extraordinaria relación calidad precio», significa, y  después para bajar la abundancia de raciones, en las que procuran que no falte el pisto y los caracoles, pasean por la calle Ancha con visita obligada «al maravilloso Pasaje de Lodares». También saben de la excelente Feria y, en otro orden de cosas, de «cómo los albaceteños defienden a capa y espada su tierra. Lo que hemos comprobado ahora con su reacción a mis desafortunadas palabras», cuenta sonriendo Fernando.

TODA LA INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA