scorecardresearch

Un curso político con aroma electoral

Javier M. Faya (SPC)
-

Los comicios municipales y autonómicos de mayo de 2023 marcarán el paso de unos meses en los que la crisis energética y la escalada imparable del IPC se presentan como una amenaza para el Estado del bienestar

Un curso político con aroma electoral

Arrancó el curso político el pasado jueves con la convalidación en el Congreso del decreto ley referente al ahorro energético. Tuvo que hacer un esfuerzo el Gobierno para atraer a sus socios de investidura, mientras PP, Vox y Ciudadanos votaron en contra. El líder popular, Alberto Núñez Feijóo, tendió su mano al Gobierno días antes y le ofreció negociar una serie de cambios, a los que, no obstante, se negó La Moncloa. En contra del decreto, el gallego dio carta blanca a sus líderes regionales para que recurran al Constitucional si lo consideran oportuno, algo que hará la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso.  

Lo visto esta semana y las anteriores puede ser un preludio de lo que viene: un PP crecido ejerciendo una férrea oposición con dos arietes; el gallego, que pesca electores de centro -principalmente de Cs-, y la madrileña, que evita sangrías hacia Vox y que incluso puede arrebatar votos a los de Abascal.  

La crisis energética con la luz y el gas por las nubes, así como un IPC desbocado con el paro amenazando son, sin ninguna duda, los principales quebraderos de cabeza de los españoles, que confían en que la octava ola del coronavirus no llegue y que las vacunas se vuelvan a revelar eficaces. A esto hay que añadir la renovación del Poder Judicial, que sigue batiendo récords de bloqueo, la inminente petición de indulto del expresidente de Andalucía José Antonio Griñán o la situación de Cataluña, cuya Generalitat amenaza la estabilidad del Gobierno, sobre todo de cara a los Presupuestos. Todos estos factores, más alguno que pueda surgir, completarían un año movido, pero lo cierto es que las elecciones van a marcar, y ya están marcando, el recién estrenado curso político. En teoría, solo se sacarán las urnas para los comicios municipales y regionales (en todas las autonomías menos Cataluña, Andalucía, Galicia y País Vasco) de mayo, si bien las generales, que deberían ser a finales de 2023, podrían adelantarse. En todo caso, se acercan días apasionantes para no bajar la guardia.

Economía

El frente económico es, sin duda, el gran campo de batalla donde PSOE y PP van a marcar sus estrategias en este nuevo curso político que puede derivar en unas elecciones anticipadas. Tanto Moncloa como Bruselas llevan avisando que el otoño va a ser muy duro. De hecho, no se descarta la posibilidad de entrar en recesión y de ahí la importancia de gestionar bien la economía. 

La crisis energética ha disparado la inflación y ha frenado el crecimiento. Asimismo, los precios del petróleo, la electricidad, el gas o las materias primas van a ser protagonistas directos de la evolución de la economía.

En este contexto, el BCE está siguiendo la misma estrategia que la Reserva Federal de EEUU elevando los tipos medio punto el pasado julio y se espera un nuevo incremento, que puede llegar a los tres cuartos de punto, el próximo 8 de septiembre que celebra su ejecutiva, sin descartar más aumentos para controlar los altos precios.

Las empresas y las familias están viendo que se está encareciendo el dinero y se está disminuyendo su poder adquisitivo. Por su parte, el euríbor está experimentando una espiral alcista que encarece las hipotecas y empobrece a los más vulnerables.

En definitiva, se trata de un escenario de incertidumbres que va a afectar de forma directa en la deuda y el déficit público, en el PIB, el empleo, los mercados bursátiles y, especialmente, en la vida política. Será, sin ninguna duda, el momento de convencer a los votantes con sus reformas.  

Política

Los estrategas de PSOE y PP se devanan los sesos para marcar una línea a fin de ganar las elecciones generales el próximo año. En teoría, serían antes del 10 de diciembre, pero habrá que ver los resultados en las municipales y autonómicos de mayo, y sobre todo los acuerdos de Gobierno que de ahí se deriven.

Hay muchos factores en juego, tanto a izquierda como a derecha. En primer lugar, el efecto Suma, la plataforma que está conformando la vicepresidenta Yolanda Díaz. Parece que no llega a tiempo a la cita  con las urnas de dentro de nueve meses, algo que favorece a los socialistas, ya que Podemos sufre un notorio desgaste y no hay una formación que le pueda restar a su izquierda. Quizás Más País sea la gran beneficiada.  Madrid decidirá. 

Precisamente las tensas relaciones entre Ferraz y los morados se someten a una prueba de fuego los meses previos a los comicios regionales y locales. Es regla no escrita que unos socios de Gobierno deben escenificar su divorcio poco antes de ir a unas elecciones. 

Y, por otro lado, está el PP, que puede terminar de comerse a Ciudadanos y recuperar votantes de Vox. Para lo primero está el líder conservador, Alberto Núñez Feijóo, que apuesta por un tono moderado con el que también seducir a electores socialistas como hizo Juanma Moreno en Andalucía. Para lo segundo cumple su rol el discurso más agresivo de Isabel Díaz Ayuso.

Tribunales

La no renovación del Poder Judicial es preocupante. El bloqueo dura más de 1.350 días y no hay visos de que se sienten a negociar socialistas y populares, que no dejan de lanzarse ataques. Quizás con el paso de las semanas haya una tregua y Ferraz y Génova dialoguen.  

El hecho de que la única solución sea que las tres quintas partes de la Cámara renueven el Consejo General del Poder Judicial deja en manos de los conservadores que se solucione el problema,  ya que los intentos del Ejecutivo de modificar la normativa para que solo sea necesaria la mayoría absoluta fracasaron. De hecho, el órgano de gobierno de los jueces rechazó en julio por la mínima su plan para renovar el Constitucional, que deberá decidir sobre las competencias de las comunidades en el plan de ahorro energético del Ejecutivo.

Hay otro tema que hará correr ríos de tinta y es la inminente petición de indulto para el expresidente de Andalucía y del PSOE José Antonio Griñán, condenado a seis años de cárcel por malversación y prevaricación en el caso de los ERE.  Tiene que ser el Ejecutivo el que perdone a una cara visible de uno de los mayores casos de corrupción de la Historia de España.  

Cataluña

Los problemas económicos a los que se enfrenta el país son tan grandes que la cuestión catalana queda, de algún modo, solapada. No obstante, ERC, socio fiel del Gobierno salvo en algunos momentos, como la reforma laboral,  sabe que tiene la sartén por el mango, como se volvió a demostrar esta semana con la convalidación en el Congreso del decreto para el ahorro energético. 

En un curso político tan complicado, con medidas impopulares y un PP que se siente más cerca del poder, los 13 diputados de Esquerra valen su peso en oro. Pero eso tiene un precio: la Mesa de Diálogo. El pasado 27 de julio se celebró la tercera, destacando el blindaje de la inmersión lingüística catalana. Se fortaleció aún más la presencia de esta lengua en los colegios públicos en detrimento del castellano. De hecho, el Gobierno central se comprometió a pedir al Parlamento europeo que permita el uso del catalán. 

A pesar de los buenos deseos del ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, que tras la reunión dijo que «nunca más una parte de Cataluña impondrá su visión sobre la otra», hay otro punto que se acordó que es tan impreciso como inquietante:«desjudicializar» el conflicto independentista. En las próximas semanas y meses se sabrá exactamente en qué consiste.

                                                                                                         

VOX | Los de Abascal confían en seguir creciendo

Tras la decepción sufrida en las elecciones en Andalucía, donde el partido solo creció dos escaños a pesar de las expectativas, se marchó su cabeza de cartel, Macarena Olona, por problemas de salud. La formación liderada por Santiago Abascal, que cogobierna con el PP en Castilla y León, confía en sobreponerse y hacer un buen papel en los comicios municipales y regionales.  

UP | El 'efecto Suma' pende sobre los morados 

Desde que la vicepresidenta Yolanda Díaz anunciara que iba a sacar adelante una plataforma, Unidas Podemos contempla con inquietud los acontecimientos, máxime cuando en las últimas citas electorales los resultados han sido malos. El hueco dejado por Pablo Iglesias se nota y si no remontan en mayo, Suma podría fagocitar a los morados o vapulearles en las generales. 

Más País | Íñigo Errejón puede pescar en 'aguas revueltas'

Siendo consciente del enorme desgaste que está sufriendo el partido que fundó con Iglesias y compañía, Íñigo Errejón sabe que Más País puede pescar a la izquierda del PSOE. En Madrid se ha hecho fuerte y precisamente las citas regionales y municipales podrían disparar sus opciones. Las últimas encuestas señalan que habría sorpasso a los socialistas en la Comunidad.

Cs | El bloque liberal lucha por refundarse y... sobrevivir

Tras el último desastre de Ciudadanos en Andalucía, donde nadie se atreve a dirigir la nave liberal, el partido naranja camina hacia la refundación... o la desaparición. Hasta se habla de un cambio de siglas. Las perspectivas y las encuestas son muy negras y lo lógico es que en las elecciones municipales y regionales sufran un nuevo bajón. El último cartucho es Begoña Villacís.

PNV | Los nacionalistas vascos juegan sus cartas

No debe haber sentado bien en Ferraz el acercamiento entre el PNV, que fue clave en la moción de censura a Rajoy, y el PP. Feijóo ha decidido tender puentes con Andoni Ortuzar. No obstante, las relaciones entre los jeltzales y el PSOE son inmejorables. De hecho, los progresistas sustentan a Íñigo Urkullu en Ajuria Enea y, seguramente, pactarán para formar ayuntamientos.

ERC | Esquerra pretende seguir siendo socio prioritario

Los 13 escaños que ostenta Esquerra en el Congreso están siendo útiles al Gobierno para sacar adelante sus iniciativas. De cara a un invierno con turbulencias, su papel se antoja clave. A cambio, el Ejecutivo reactivó la Mesa de Diálogo con la Generalitat catalana. Los pactos que se deriven de los comicios locales en la región servirán, seguramente, para estrechar lazos.     

Junts | El 'caso Borràs' marca el devenir de JxCat

La presidenta de Junts, Laura Borràs, se encuentra en una situación muy complicada ya que está suspendida como jefa de la Cámara regional y diputada autonómica. Habrá que ver si en la cita con las elecciones municipales esto supone un espaldarazo o una caída en picado. Ahí se demostrará hasta dónde llega la influencia de un Carles Puigdemont que sigue huido.

Bildu | Los abertzales quieren aumentar su influencia

Ha pasado de ser EH Bildu una formación residual en el Congreso a tener una gran importancia. Fue clave en la moción de censura de 2018 y también en distintas iniciativas de La Moncloa. El objetivo de los herederos de HB es aumentar su influencia en el Parlamento, seguir ostentando la llave de la gobernabilidad de Navarra y conquistar ayuntamientos importantes.   

CC | Coalición Canaria aspira a reconquistar las Islas

El bloque nacionalista canario tiene como principal objetivo en 2023 recuperar el Gobierno regional, aunque lo tiene complicado según las encuestas. El previsible crecimiento del PP puede obrar el milagro en forma de coalición.  Otras fuerzas nacionalistas como la gallega BNG, la navarra UPN (NA+), la cántabra PRC y la también canaria NC confían en hacer valer sus escaños.  

Teruel Existe | La aspiración de liderar la España Vaciada

Aunque la presencia de Teruel Existe en el Congreso de los Diputados sea mínima, con un solo escaño, lo cierto es que esta plataforma supone un ejemplo para partidos que han nacido con el movimiento de la España Vaciada. Las elecciones municipales van a ser una muy buena piedra de toque para ver si en las generales se puede repetir la gesta de los turolenses.