scorecardresearch

Tensión más allá de las fronteras

M.R.Y. (SPC)
-

La amenaza de una invasión a Ucrania ha obligado a Occidente a mover ficha y, especialmente, a los países limítrofes con la exrepública soviética

Tensión más allá de las fronteras

Parece que existe unidad total en Occidente, con Estados Unidos y la OTAN a la cabeza, en la respuesta que se debe dar a una posible invasión de Rusia sobre Ucrania. Sin embargo, el consenso no es tal. Washington y el Reino Unido parecen partidarios de una línea dura -con un aumento de los efectivos en la zona-, Francia y Alemania insisten en la diplomacia para calmar tensiones -lideran el diálogo a cuatro con Kiev y Moscú- y los países fronterizos con los territorios afectados están cada vez más divididos.
Los Estados del este de la Unión Europea, que juegan un papel inusualmente importante, han mostrado, mayoritariamente, su respaldo a las grandes potencias, recibiendo tropas de la coalición en su terreno para tratar de garantizar la seguridad en la región. Sin embargo, algunos como Hungría o Bulgaria se han desmarcado de sus socios.
Del otro lado, Bielorrusia -el más firme aliado del Kremlin- y los moldavos de Transistria podrían ayudar a Moscú a convertir Ucrania en una ratonera.

1-Bielorrusia

Estos días ha sido el escenario de unas maniobras militares conjuntas con el Ejército ruso a gran escala que desde la OTAN han tildado de «provocación» y de «primer paso» hacia la invasión de Ucrania. A su estrecha relación con Rusia se une la enemistad manifiesta de Alexander Lukashenko con Occidente -que no reconoció su triunfo en las elecciones de 2020-, quien no ha dudado en asegurar que «no permaneceremos parados» si hay guerra, dejando evidente la lealtad hacia el Kremlin.

2-Polonia

Es el único país fronterizo con Ucrania, Bielorrusia y Rusia, por lo que se ha convertido en uno de los destinos de los grandes despliegues militares por parte de la OTAN y EEUU. Es más, espera que los efectivos no vuelvan a casa y se mantengan para proteger la puerta del Este de la UE. Varsovia ha aprobado una declaración de «apoyo total» a Kiev y considera que el Kremlin «viola el Derecho internacional y amenaza la paz» en el continente, por lo que ya ha mandado armamento a Ucrania.

3-Eslovaquia

En medio del temor a una invasión rusa en Ucrania, con la que comparte frontera, el Parlamento de Bratislava aprobó hace unos días un tratado de defensa militar con EEUU que permite al Pentágono usar dos bases aéreas durante 10 años, mientras que el país recibirá 100 millones de dólares para modernizarlas. El Gobierno, además, ha mostrado su respaldo a Kiev con el envío de armamento para prevenir una posible agresión del Kremlin que, a su juicio, podría ser inminente.

4-Hungría

Es uno de los pocos países limítrofes que no ha mostrado su respaldo a Ucrania. Y lo hace por una clara razón: el mal trato que, a su juicio, Kiev da a la minoría magiar. Por eso, y sumando las fricciones que mantiene Viktor Orban con la UE -y a la buena relación que mantiene con el Kremlin-, Budapest ha rechazado recibir tropas de la OTAN, de la que es miembro. Ese papel tibio -no ha llegado a posicionarse a favor de Moscú- hace temer que sea un aliado para el combate desde el oeste de Ucrania.

5-Rumanía

Es una pieza clave de la OTAN en su plan de seguridad en el sureste de Europa, donde tiene una frontera de 650 kilómetros con Ucrania, por lo que una ofensiva rusa contra la exrepública soviética podría tener graves consecuencias también para el país balcánico. Sobre todo, porque una de las posibilidades sobre la invasión tiene como escenario Odesa, muy cerca de la frontera con Rumanía. Bucarest se ha ofrecido para recibir más tropas occidentales como método de disuasión para Rusia.

6-Moldavia

El pequeño Estado -apenas cuenta con 2,5 millones de habitantes- está considerado un punto estratégico en caso de una agresión rusa a Ucrania. Dividido en dos sentimientos, los moldavos se alinean con Rumanía. Pero Transistria -que se declaró independiente en 1990, aunque no está reconocido internacionalmente-, de tendencia prorrusa podría jugar un papel clave. Separa a Moldavia de buena parte de Ucrania y se teme que Moscú pueda apoyar desde allí su ofensiva y acorralar a su vecino.

7-Bulgaria

No comparte frontera terrestre con Ucrania ni con Rusia, pero su posición es estratégica, al ser uno de los países con costa en el Mar Negro, donde el Ejército ruso realiza maniobras militares. El Gobierno rechaza la exigencia de Moscú de que la OTAN se retire de su territorio y la vecina Rumanía, pero es reticente a permitir el despliegue de más efectivos de la Alianza. Además, ha evitado pronunciarse sobre posibles sanciones a Rusia, con la que mantiene una histórica relación de amistad.