Un motor 'made in' Pep Guardiola

EFE
-

Kimmich ya es la pieza angular del centro del campo del Bayern

Un motor 'made in' Pep Guardiola - Foto: POOL

Joshua Kimmich, a quien su mentor, Pep Guardiola, llamaba «mi hijo», se ha convertido en el motor del Bayern, al margen de su gran gol del pasado martes ante el Borussia Dortmund en el ‘clásico’ alemán que lo tiene ahora en las portadas de los medios deportivos.
El centrocampista no marca todas las semanas un tanto como el que le hizo al Dortmund, pero en cada partido es uno de los inamovibles del bloque bávaro y uno de los jugadores que más aporta en muchos aspectos. Ha sido titular en 27 de los 28 encuentros de la Bundesliga. Se perdió uno, contra el Hertha, por acumulación de amarillas. Solo en cuatro compromisos ha dejado el campo antes del minuto 90. «Es un jugador con el que uno como entrenador siempre está satisfecho porque siempre da el 100 por 100», manifestó al término del ‘clásico’ su entrenador, Hansi Flick.
Contra el Dortmund, Kimmich tuvo 104 contactos con la pelota y el 89 por ciento de sus 81 pases llegaron a su destino. Además, ganó el 40 por ciento de los balones divididos que disputó y corrió 13,73 kilómetros, más que cualquier otro jugador en un partido de la actual temporada alemana.
El germano llegó al Bayern de Guardiola en 2015, procedente del RB Leipzig, que acababa de ascender a Segunda. Cuando su agente le que el propio técnico catalán había recomendado su fichaje, el jugador le contestó que no hiciera bromas. Más tarde, preguntó al entrenador español que por qué lo había escogido precisamente a él. «Me dijo lo que le parecía mi manera de jugar, que había situaciones en las que podía mejorar y que creía que podía jugar en posiciones distintas a la del centro del campo», confesó.
En su primera temporada con Guadriola, jugó 23 de los 34 partidos de la Bundesliga, 15 de ellos como titular. El preparador de Sampedor lo utilizó alternativamente como lateral, como centrocampista y como central.