La pandemia vista desde muy lejos

Juan Carrizo
-

La entrenadora Milagros Martínez y el portero Sergio Arenas esperan el inicio de liga en Japón y muestran su preocupación por las noticias que les llegan desde Albacete

Milagros Martínez y Sergio Arenas, en el campo de entrenamiento cubierto del Suzuka. - Foto: Suzuka Point Getters

En la pequeña localidad japonesa de Suzuka, en la prefectura de Mie, se encuentran la entrenadora Milagros Martínez y el guardameta Sergio Arenas. Este diario se puso en contacto con ambos para conocer la situación en Japón y como están viviendo toda la información que les llega desde Albacete, con la preocupación lógica por familiares y amigos.
Suzuka es una ciudad un poco más grande que Albacete, con unos 200.000 habitantes y famosa por su circuito de Fórmula Uno. No tiene mucho turismo y de momento están haciendo una vida casi normal. «Los colegios cerraron hace unas cinco semanas, se han reducido horarios de trabajo en las empresas, para que la gente vaya escalonada, pero nosotros seguimos entrenando y realizando amistosos, aunque a puerta cerrada, en espera de que empiece una liga cuya fecha se ha retrasado ya dos veces», comenta Milagros Martínez, que hace un año se convirtió en la primera mujer en entrenar un equipo japonés, el Suzuka Point Getters.
En inicio de la liga se puso dos semanas y finalmente se concretó para el 26 de abril «pero antes volverán a reunirse para decidir y no está nada claro», añade Mila. «Aquí desde el primer momento se cancelaron todo tipo de eventos, como nuestra presentación con la afición y un evento programado en un centro comercial. Todo lo que sea reunir gente está cancelado», indica Sergio Arenas, guardameta formado en la cantera del Albacete Balompié y que pasó por varios clubes de Segunda B, hasta que en agosto de 2019 decidió unirse al entonces denominado Suzuka Unlimited, que milita en la cuarta división japonesa.
Arenas indica sobre la situación en Japón que «han cerrado colegios y universidades, así como museos y grandes superficies como Disney Tokyo o Universal Studios en Osaka, por ejemplo. Eso lo hicieron desde el primer momento que saltó la alarma. De momento da la sensación que está todo controlado; esperemos que todo continúe así»
«Hoy nos hemos enterado de que en Tokyo han recomendado evitar salir a la calle durante este fin de semana, para intentar controlar aún más la situación, puesto que ha habido en las últimas horas un ascenso en el número de contagios en esa ciudad», añadió el cancerbero.
Precisamente hace uno días Mila estuvo en Tokio y «el metro no iba como suele ir en hora punta. Los trenes de largo recorrido iban vacíos. No había estado de alarma porque se estaba pendiente de los Juegos Olímpicos. Hoy nos hemos enterado de que en Tokyo han recomendado evitar salir a la calle durante este fin de semana, para intentar controlar aún más la situación, puesto que ha habido en las últimas horas un ascenso en el número de contagios en esa ciudad».
El problema es que ahora llega la época en la que florecen los cerezos «quizás el momento más esperado del año, en el que todo el mundo sale a la calle, hay muchos eventos relacionados y puede ser un peligro», aunque Mila recuerda que Japón no es como occidente. «Aquí no hay besos y abrazos. Antes salíamos más a comer o cenar fuera, pero ahora vamos de casa al entrenamiento y del entrenamiento a casa y no hacemos nada más por miedo, pero como más o menos seguimos haciendo una vida normal no somos tan conscientes del problema como en España».

 

(Más información en la edición impresa)