scorecardresearch

Avanzan en la puesta en marcha de la planta de ósmosis

Redacción
-

La Comisión de Obras e Infraestructuras del Ayuntamiento capitalino dictaminó la propuesta de convenio a firmar con la Confederación Hidrográfica del Júcar, en virtud del cual, el Consistorio gestionaría esta planta

Estación potabilizadora de la ciudad de Albacete. - Foto: Ayuntamiento

La Comisión de Obras e Infraestructuras dictaminó la propuesta de convenio entre la Confederación Hidrográfica del Júcar y el Ayuntamiento de Albacete para la puesta en marcha de la planta de mejora de calidad del agua, mediante la aplicación del tratamiento de ósmosis inversa. El convenio, que debe aprobarse próximamente en Pleno, supone la entrega de las obras del proyecto de construcción de la planta de tratamiento para la mejora de la calidad del agua, sobre todo, en lo que refiere a parámetros organolépticos, es decir, color, olor y sabor.

El objetivo del Ayuntamiento de Albacete, tal y como explicó el concejal de Obras e Infraestructuras, Arturo Gotor, pasa por poner en marcha esta infraestructura, "para que el agua que salga por los grifos de los hogares de la ciudad sea de la máxima calidad".

Esta entrada en funcionamiento de la planta de tratamiento se enmarca en el contexto de unas negociaciones más amplias que se están llevando a cabo para modificar el convenio que regula los costes de abastecimiento a la ciudad, por lo que la puesta en marcha de la planta de ósmosis no supondrá ningún incremento en el recibo del agua.

 

Coordinación

En estos momentos, técnicos de la Confederación Hidrográfica del Júcar, del Ayuntamiento de Albacete y de Aguas de Albacete, trabajan de manera coordinada para la puesta en marcha de la planta de ósmosis inversa, unas tareas que implican la puesta a punto de los equipos que están basados en la tecnología de membranas.

Hay que tener en cuenta que una vez entre en funcionamiento esta planta de ósmosis se podrá actuar sobre parámetros tales como la dureza y los sulfatos, y, en épocas de emergencia hídrica, si fuese necesario recurrir a los sondeos subterráneos, poder obtener agua dentro de los parámetros establecidos por la autoridad sanitaria.

Con la cesión de la gestión al Ayuntamiento de Albacete por parte de la Confederación Hidrográfica del Júcar de la planta de ósmosis inversa se cierra una etapa y se abre otro momento histórico para la ciudad, que mejorará de manera significativa la calidad del agua de los hogares de Albacete.