Inician los trabajos para reparar los daños de la roca

A.G.
-

Operarios realizan tareas de desescombro y catas para confirmar la estabilidad del terreno antes de que comiencen las obras de seguridad y rehabilitación

Imagen de archivo de muros e inmuebles destrozados por derrumbe de diciembre de 2016. - Foto: Arturo Pérez

Los operarios iniciaron hace unos días los primeros trabajos de los proyectos destinados a solventar los daños causados por el desprendimiento de rocas que ocurrió en Alcalá del Júcar en diciembre de 2016.
De esta forma, se ven ya sobre el terreno los primeros efectos de un largo proceso de negociación entre administraciones para costear estas obras, que el Consistorio no podía asumir por su alto presupuesto, cifrado en algo más de 2,8 millones de euros, y que finalmente se costearán entre el Gobierno central, la Junta de Comunidades, la Diputación Provincial y el Ayuntamiento.
El alcalde de Alcalá del Júcar, Pedro Antonio González, detalló ayer a La Tribuna que «esta semana han comenzado unas primeras tareas de desescombro y de preparación del terreno para unas prospecciones que han de realizarse, para conocer de forma exacta las dimensiones de los muros y la estabilidad del terreno». 
Ya para las primeras semanas de octubre se prevé que se desplacen otros equipos «para realizar sondeos desde la parte más alta del pueblo, en la calle Asomada, con los que perforarán toda la montaña para analizar la consistencia de las diferentes capas». Según explicó González, «esas sondas se mantendrán para que sirvan de drenaje para todas las aguas superficiales que lleguen a esa zona, de forma que no se acumulen sino que se filtren y lleguen a la cota del río, sin provocar problemas en la estabilidad de los taludes».
 

(Más información en edición impresa)