scorecardresearch

«Los tatuajes se han convertido en una forma de expresión»

Josechu Guillamón
-

«En los tatuajes, la técnica la puedes aprender, pero el dibujo es un pilar básico»

Imagen de Eva López González en el estudio de Estocolmo. - Foto: Celebrity ink Stockholm

Eva López González nació en Tobarra en 1994. Aunque estudió Bellas Artes y trabajó en varias compañías teatrales haciendo escenografías, atrezo y vestuario y también ejerció como diseñadora gráfica, tanto para una empresa como ejerciendo de freelance, siempre sintió pasión por el tatuaje al que actualmente se dedica profesionalmente en Murcia. Sin embargo, este verano se ha ido a trabajar a Suecia. 

¿Cómo se hace uno tatuador?

Este es un trabajo en el que tienes que luchar contra tus inseguridades, porque es una artesanía y si te sale algo mal te hundes, porque se lo has hecho a alguien para toda la vida en la piel. Yo empecé tatuando a mis amigos y si me salía mal un tatuaje pasaba una semana sin tatuar y eran mis amigos los que animaban a seguir, porque confiaban más en mí, que yo misma. Hacía uno bueno y me ponía las pilas, vas a trancas y barrancas. Cuando uno empieza en un estudio es más fácil aprender, porque tienes compañeros que te dicen así sí o así no. 

Hizo un curso para ser tatuadora y supongo que estudiar una carrera como la suya le ha ayudado. 

Hice un curso de tatuadora y hacer Bellas Artes ayuda. Es primordial saber dibujar para poder tatuar. Hay mucha gente que empieza a tatuar sin tener ni idea de dibujo y el trabajo es doble, porque poner palabras y cosas sencillas, lo puede poner cualquiera, pero si quieres dar un paso más adelante y hacer diseños exclusivos, tienes que tener unas bases y más si quieres dar realismo. En los tatuajes, la técnica la puedes aprender, pero el dibujo es un pilar básico. 

¿Cuándo empezó a dedicarse profesionalmente a tatuar?

Siempre lo he estado combinando con otros trabajos, hasta hace un par de años, cuando me quedé en el paro y decidí dedicarme a tatuar solamente. En 2021 di el salto y empecé a trabajar en un estudio de Murcia, el estudio Losie. 

¿Cómo surge la idea de ir a Suecia? 

Ahora mismo estoy en Estocolmo y esto surgió porque en Murcia el verano es temporada baja y mis compañeros querían aprovechar para hacer un curso, pero lo que a mí me apetecía era salir a tatuar por ahí, que es una forma guay de hacer turismo, a la vez que ganas dinero y conoces gente. Desde que he llegado aquí he aprendido un montón de trucos nuevos, de estilos, te abre mucho los ojos en cuanto a técnicas, porque ves el modo de trabajar de un montón de personas.

¿Por qué en verano hay poco trabajo para los tatuadores?

Cuando te haces un tatuaje tienes que estar 15 días sin sol y sin agua. Ahora hay bastantes cosas para ir a la playa, como unos parches que son bastante buenos, pero aún así yo no me arriesgo, porque la gente no sabe cuidárselo, por lo que prefiero no arriesgar. El verano del año pasado no fue malo, porque la gente aprovechó los últimos días de vacaciones para tatuarse y ya empezar la jornada laboral con el tatuaje hecho, porque ir a la playa con el tatuaje mal.  

¿Hay diferencia entre la forma de tatuar de Estocolmo y la de Murcia?

No, que va. Además es bastante curioso, porque se ve el mismo tipo de cliente, el que tiene todo súper claro o el que va a ponerse un corazón y para decidirse necesita tres horas, porque no sabe dónde ponérselo, ni el tamaño. En cuanto a los compañeros ahora estamos dos chicos de Grecia y yo, la semana pasada había otro chico español, que hacía realismo y hacía unas piezas brutales. Los compañeros llevan muchos años tatuando y hacen unos trabajos brutales en muy poco tiempo, estoy aprendiendo mucho, cuando no tengo trabajo les veo trabajar y les pregunto cosas, porque se aprende mucho. En mi estudio de Murcia hago igual.

¿Cómo encontró el trabajo en el estudio de Estocolmo? 

Yo quería viajar y tenía un mes y decidí irme el mes completo. Miré en Instagram varios sitios que me interesaban y estudios de tatuajes que  veía que tenían calidad, porque quería ir a un sitio que tuviese buenos tatuajes y un estilo que me gustase. Mandé un mensaje a Estocolmo y a dos estudios de Alemania y contactaron todos conmigo, pero los de Estocolmo fueron los primeros y además era el sitio que prefería, el predilecto. 

¿Piensa repetir otros años?, ¿irá finalmente a Alemania?

Sí, me gustaría. Tras la experiencia de este año, me gustaría cada año ir a un sitio o aprovechar una semana o dos, en los meses que tenga flojos de trabajo, para salir al extranjero.  

Hace 25 años, los tatuajes eran algo casi marginal, de marineros, presidiarios y legionarios, ahora todo el mundo se hace tatuajes, ¿es una moda pasajera o el tatuaje ha llegado para quedarse?

Los tatuajes no son una moda pasajera, porque llevan miles de años. Los tatuajes empezaron como algo tribal y cada vez van in crescendo. Si que es verdad que creo que ahora son algo muy popular, porque la tecnología ha avanzado mucho y tenemos unas máquinas, unas agujas y unas tintas nuevas, que sirven para hacer cosas muy bonitas y muy discretas, con lo que ahora se tatúa gente a la que antes no le gustaban los tatuajes, porque lo veían algo soez, muy vulgar, muy bruto. Ahora se pueden hacer líneas tan finitas, dibujos tan delicados y con tanto detalle, que actualmente los tatuajes se han convertido en una forma de expresión. Ahora como el abanico de estilos se ha abierto tanto, mucha gente puede expresarse más y mejor.