El presunto asesino dice que Marta murió tras una 'fiesta blanca'

Agencias
-

J.I.P.J. declara que la joven murió en un juego sexual con consumo de cocaína, el mismo que acabó con la vida de una prostituta con la que también tuvo relaciones

El presunto asesino dice que Marta murió tras una 'fiesta blanca' - Foto: Manuel Bruque

Poco a poco se van conociendo más detalles de la muerte, a falta de que se encuentre el cuerpo, de Marta Calvo. El principal sospechoso del crimen, J.I.P.J., que el pasado miércoles confesó haberla descuartizado y tirado a varios contenedores de las localidades valencianas de Manuel, Silla y Carcaixent, declaró a los agentes que están al mando de la investigación de este caso que la joven murió tras mantener relaciones sexuales con él durante una fiesta blanca, una práctica que combina sexo y cocaína.
El colombiano, de 37 años, relató a los agentes de la UCO de la Guardia Civil que ambos mantuvieron relaciones sexuales en la vivienda de Manuel desde la que Calvo envió a su madre su ubicación a las 05,55 horas del pasado 7 de noviembre, víspera del cumpleaños del detenido. 
Durante ese encuentro, según el testimonio del presunto asesino, tomaron cocaína mientras tenían relaciones íntimas. El consumo de esta droga, sin embargo, habría sido vía genital, de forma que los efectos de la sustancia se multiplican porque estos tejidos la absorben de forma más potente.
En un momento dado, la chica, a la que conoció en una página web de contactos, comenzó a convulsionar hasta que falleció, según su versión ante los guardias civiles, que le sometieron a un intenso y largo interrogatorio. 
Después, tal como aclaró, él la descuartizó y se deshizo de su cadáver por temor a ser descubierto, sobre todo teniendo en cuenta que se encontraba en España en situación irregular, ya que su certificado de residencia había caducado en 2017 y tenía antecedentes penales -estuvo en prisión- en Italia por narcotráfico. Es muy posible que Nacho, como era conocido en muchas discotecas de Valencia, se dedicara a comerciar con sustancias estupefacientes. 
Se da la fatal coincidencia que este trágico desenlace fue lo que le ocurrió a una prostituta que murió en un prostíbulo del barrio de Ruzafa de la Ciudad del Turia el pasado abril con la que el hombre mantuvo relaciones sexuales combinadas con cocaína. 
El ahora detenido por el crimen de Calvo no fue en aquel momento arrestado y la investigación se archivó al determinar la autopsia que había fallecido por convulsiones causadas por una reacción adversa a esta droga, sustancia que fue hallada en su mucosa vaginal. 
La declaración del varón, que hoy testifica ante el juez, pone fin a dos días de especulaciones sobre la manera en la que falleció la joven. 
Mientras, los agentes prosiguen la búsqueda del cadáver y no parece que le hayan dado mucha credibilidad al testimonio de Jorge Ignacio P.J., ya que la planta de reciclaje de Guadassuar, donde habrían llegado los restos de Marta de ser cierta la confesión, volvió a operar con normalidad en la noche del jueves.