scorecardresearch
Enrique Belda

LOS POLÍTICOS SOMOS NOSOTROS

Enrique Belda


Nuevo curso educativo y problemas viejos

06/09/2022

Lo que en la historia ha diferenciado a los buenos gobernantes de los malos, ha sido el que los primeros tenían una Dirección General de Verlas Venir (DGVV): esto es, un proyecto de futuro que sabía conjugar lo inmediato con lo importante. La gente, los votantes en definitiva, no están obligados siempre a pensar a largo plazo pues bastante tienen con preocuparse cómo pagar su vida cada mes.
Los liderazgos son aquellos que intentan desarrollar un proyecto de país, y convencen a los agobiados ciudadanos de la necesidad de trascender al día a día. En materia educativa planificar a largo plazo es imprescindible. Ni que decir tiene que la inversión en educación (pensar a lo grande en educar y no solo en buscar fuentes de financiación, que no se trata solo de dinero) es el gran talón de Aquiles de muchos líderes, con pocas excepciones reseñables.
Desde dentro de los afectados, los educables por edad o por contexto, no siempre se tiene una idea sólida de lo que necesitan, presentando el primer problema añadido a la cuestión: cualquier avance a su favor lo deciden otros, políticos, profesores o padres. El segundo problema es que esos que pueden opinar, no suelen estar de acuerdo más allá que en culpar de lo que pasa a la ausencia de recursos y a los gestores.
El tan cacareado 'Pacto de Estado por la Educación', que nunca llegó y se transformó en la imposición de mayorías de turnos, habría de haber partido de una absoluta renuncia a las generalidades y manoseos ideológicos que aparecen en cuanto el tema se presenta, cosa que tampoco es posible en un ambiente de división social y hasta intergeneracional, como la que vive España. Pues bien: hasta que alguien quiera ponerle el cascabel al gato y afrontar el problema, lo mínimo que se necesita a fin de no convertir el asunto enquistado en catástrofe irresoluble es, al menos, mantener las dotaciones que permitan que la llama no se apague. Ni en colegios ni en grados superiores, incluida la Universidad. Sin cera se extingue la luz de la vela y te tropiezas. Sin cera no podremos llegar a poner luz eléctrica para sustituir a las velas. En esas estamos todos, en muchos lugares y frentes, peleando por docencias e investigaciones de subsistencia.

«En materia educativa planificar a largo plazo es imprescindible»

ARCHIVADO EN: Educación, Profesores