scorecardresearch

Monumentos a la educación

A.G.
-

El Museo Pedagógico y del Niño expone en su zona exterior una muestra sobre las denominadas 'escuelas-palacio' argentinas, creadas para impulsar la enseñanza pública

Paneles de la exposición 'Escuelas-Palacio, Monumentos a la Educación en Argentina'. - Foto: Arturo Pérez

Escuelas-Palacio, Monumentos a la Educación en Argentina es el título de la nueva exposición temporal instalada en la zona exterior del Museo Pedagógico y del Niño de Albacete, en el denominado Paseo de los Recuerdos Escolares.

La muestra recoge imágenes de los grandiosos centros escolares que el Gobierno argentino impulsó en los últimos años del siglo XIX y las primeras décadas del XX, dentro de un proyecto de desarrollo de la educación pública, que el presidente Julio Argentino Roca resumía así: «los niños, al pasar los umbrales de estos magníficos monumentos, serán iguales a los ciudadanos más dignos de la nación».

Roca prosiguió el trabajo de quien fue gran artífice de la iniciativa, Domingo Faustino Sarmiento, presidente entre 1868 y 1874, que tuvo en la promoción de la enseñanza uno de sus principales objetivos políticos. Así lo detalla Juan Peralta, director del Museo del Niño, quien explicaba que ambos dirigentes «pusieron ese proyecto al servicio del pueblo y de los más humildes» y que conocer la majestuosidad de esas escuelas supuso «toda una sorpresa, especialmente si se compara con lo que ocurría entonces en otros países o mismamente en España, donde los colegios estaban entonces en lugares inhóspitos, sin luz y sin ventilación».

Tras descubrir esa historia, fue el propio Peralta quien recopiló, a través de hemerotecas y la web del Gobierno argentino, todo el material gráfico y documental expuesto en la muestra, organizada por Amigos del Museo del Niño (Amuni) y que podrá visitarse hasta diciembre en el exterior del Museo, de lunes a viernes, de 9 a 14 y de 16,30 a 18,30 horas.

La exposición sustituye a otra sobre la escuela de la era victoriana en Inglaterra ya que, tal y como explica el director, «hemos pensado en que ese espacio sirva para dar a conocer cómo es la educación en otros lugares del mundo». De la información recopilada, remarca que «Sarmiento consideró que la manera más adecuada de mejorar el país, tras la independencia, era apostar por la educación pública y que los niños y niñas tenían que ir a escuelas que fueran auténticos palacios, para que fueran conscientes de su importante papel».

Así, encargó a arquitectos argentinos e italianos «el diseño de edificios neoclásicos impresionantes, con fachadas que pueden recordarnos al Partenón o al Congreso de los Diputados».

 

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete (https://latribunadealbacete.promecal.es)