Hong Kong paraliza temporalmente la nueva ley de extradición

Agencias
-
Hong Kong paraliza temporalmente la nueva ley de extradición - Foto: JORGE SILVA

Los detractores de la propuesta no aceptan la suspensión y anuncian protestas hasta su completa retirada

La jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, ha anunciado la suspensión de la propuesta de ley de extradición de delincuentes a China, después de las históricas protestas de la ciudadanía contra lo que entendían como una vulneración de los derechos fundamentales por la falta de protección jurídica a la que se exponían los acusados en el país asiático. 
"Después de estudiar la cuestión en los últimos dos días, quiero anunciar que vamos a que suspender temporalmente la enmienda", ha hecho saber Lam en rueda de prensa. Además, la mandataria ha querido destacar los esfuerzos realizados por las instituciones de Hong Kong para acomodar la propuesta a las demandas de los ciudadanos y las organizaciones por los derechos humanos a pesar del rechazo generalizado. "Creo que el Gobierno debería hacer todo lo posible para encontrar una manera de resolver todo vacío legal, al mismo tiempo que se hace justicia para los fallecidos y se mejora el sistema legal de Hong Kong", ha explicado Lam, quien ha manifestado su intención de "mantener el contacto con la sociedad, con una actitud abierta", antes de tomar una nueva decisión. 
La dirigente también ha querido ratificar, no obstante, que la suspensión temporal de la propuesta no supone ni mucho menos su cancelación definitiva. En este sentido, Lam recordó el suceso considerado como uno de los detonantes de esta iniciativa: el asesinato en febrero del año pasado de una mujer embarazada en el norte de Taiwán a manos de su novio. El lugar del crimen -Taiwán es un territorio que reclama China pero sobre el que Hong Kong no tiene jurisdicción alguna- provocó un limbo legal que las autoridades querían resolver con esta propuesta. 

Lam también ha defendido la actuación policial durante las multitudinarias protestas, que se saldaron con más de 80 heridos. "Llegó un momento en que se convirtieron en una revuelta", ha aseverado.

 

La oposición no cede

Por su parte, las organizaciones cívicas hongkonesas afirmaron hoy que seguirán sus protestas hasta que la jefa del Ejecutivo retire definitivamente su polémica propuesta de ley. La coalición Civil Human Rights Front llamó hoy a los hongkoneses a acudir masivamente este domingo a una nueva protesta para exigir la dimisión de Lam, a quien también pide que condene finalmente el excesivo uso de la fuerza por parte de la policía durante las manifestaciones del miércoles.
"La suspensión no es aceptable porque el Gobierno podría retomar el proyecto de ley en cinco días, en cualquier momento", indicó Jimmy Sham, coordinador de la organización una rueda de prensa al aire libre en el parque Tamar, cerca de la sede del parlamento. 
Otras de sus peticiones es que Lam deje de considerar como "revuelta" las manifestaciones del miércoles en la sede parlamentaria, que la policía desalojó por la fuerza con el uso de gas lacrimógeno y pelotas de goma.