scorecardresearch

El escalafón sumará un nuevo matador, José Ignacio Rodríguez

Pedro Belmonte
-

El doctorado será el 19 de marzo, en la plaza de Ontur, junto a Miguel Tendero y Joaquín Galdós

José Ignacio Rodríguez, en una fotografía de archivo, se ajusta el capote de paseo. - Foto: J.I.R.

Hace dos años y medio se programó la alternativa de José Ignacio Rodríguez en la localidad abulense de La Adrada, junto a Lama de Góngora y El Adoureño, con toros de Baltasar Ibán y Sánchez Urbina, pero unos días antes del importante compromiso, una cogida entrenando le ocasionó la doble rotura del dedo meñique de la mano derecha, por lo que tuvo que estar escayolado casi un mes, lo que le truncó su deseo y sueño de doctorarse. Después llegó la pandemia y todo se difuminó, por lo que desde entonces poco se cabía del novillero albacetense, siempre muy discreto en sus decisiones. Ahora vuelve a tomar forma la alternativa de José Ignacio, el próximo día de San José, 19 de marzo en la plaza albacetense de Ontur, siendo su padrino de ceremonia Miguel Tendero y como testigo, el peruano Joaquín Galdós, lidiándose toros de Los Chospes, cartel, que ya adelantó este diario en su edición digital y que será presentado oficialmente mañana.

Muy animado y comprometido se encuentra José Ignacio Rodríguez, quien conversó con La Tribuna de Albacete.

«Después de tanto tiempo y tanta lucha, si Dios quiere vendrá la alternativa el próximo 19 de marzo en Ontur, una oportunidad que espero sea un día bonito. Después de que estuviese prevista para el 6 de agosto de 2019, al romperme los dedos aquello se quedó en nada, luego vino la pandemia y han sido dos años que casi han pasado en blanco».

Será el matador número 68 de Albacete, desde la de Mancheguito y otros 66 más cuyo último diestro fue Alberto Pozo el pasado 15 de agosto. «No sabía el número que ocupaba en el número de alternativas de toreros de Albacete, pero bueno es ocupar un número dentro de los matadores de la tierra. Desde que se malogró la alternativa, me llamaron para tomarla en Ontur y no me lo pensé, rápidamente dije que sí. Además, el cartel me gusta mucho, con toros de Los Chospes, Tendero y Galdós, dos toreros duros de pelar por lo que me estoy preparando bastante y tengo que salir a por todas».

Todo surge por la empresa que da el festejo, Anochecer Taurino. «Yo llamé a Emilio Valcárcel de la empresa el año pasado varias veces y les propuse que si tenían alguna corrida en la que pudiese encajar, que me pusieran para poder tomar la alternativa, pues seguía entrenando y estaba preparado para cuando les pareciese bien, entrenando y yendo al campo, haciendo direcciones de lidia y esas cosas, por lo que no he dejado nunca de entrenar. Todo quedó así y este año, sin que yo lo esperase, me llamó para reunirnos, me propuso la idea y acepté encantado».

Una corrida de Los Chospes, otro nombre albacetense. «No la he visto ni espero verla hasta que no salga por chiqueros, pero me han dicho que es una buena corrida, gorda y bien hecha, baja, en fin una corrida en el tipo, por lo que esperamos que el juego sea bueno y podamos disfrutar».

Tras la lesión, luego vino la recuperación. «Estuve un mes con la escayola puesta y otros 15 días con la férula, por lo que la temporada se terminó cuando estaba recuperado, pero yo he seguido entrenando sin desechar nunca la posibilidad de tomar la alternativa e incluso toree un festival picado en Castellar de Santiago, pero a pesar de mi intención, al final no pudo ser».

Tenía apoderado antes de la pandemia, pero ahora anda solo. «Cuando la pandemia, mi apoderado Juan Antonio Medina, nos fuimos distanciando un poco y él se dedicó más a ser empresario que apoderado y aunque seguimos teniendo amistad, nos desvinculamos. De hecho, Medina está dando corridas de toros».

Una alternativa como un principio, no como un fin. «Es el principio de un nuevo escalafón, seguir luchando con esperanza, porque la sigo teniendo intacta a pesar de saber lo difícil que está todo esto. Cada vez se dan menos novilladas picadas y es casi imposible entrar en una, además con el tiempo que llevo yo lo que quería es ser matador de toros que es lo que me tocaba ya y en el escalafón superior puede haber más posibilidades».

Compagina trabajo y entrenamiento. «El trabajo está ahí, pero es verdad que me estoy preparando bastante. Me levanto muy temprano y entreno físicamente antes del trabajo y por las tardes entrenamiento de salón y también algo de físico y al campo cuando puedo».